Ya hay 18 facilitadores judiciales en Pérez Zeledón

Facilitadores judiciales en Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

En los distritos Cajón, San Pedro y Platanares, de Pérez Zeledón, ya existen 18 facilitadores judiciales, llamados a buscar un buen entendimiento cuando surgen problemas entre vecinos.

+++++

A veces –muchas veces- una simplicidad origina un problema entre vecinos que puede degenerar en un conflicto de dimensiones imprevisibles: el chancho que se pasa a comerse la huerta y los pollos de la vecina, y la vecina que suelta los perros…

Un pequeño problema que va generando enemistad y represalias; pero la intervención de un facilitador judicial suele conducir a aclarar malentendidos y evitar que los roces puedan pasar a más, como ocurrió en esta historia verídica ocurrida en un pueblecito de Los Chiles, frontera norte: el vecino amarró el chancho mientras llegaba el comprador a llevárselo y la vecina amarró los perros, con lo cual pudieron seguir viviendo en armonía.

Diana Hernández y Aurelia Bolaños, de la Conamaj, y Diego Segura, de la OEA.

Diana Hernández y Aurelia Bolaños, de la Conamaj, y Diego Segura, de la OEA.

El Servicio Nacional de Facilitadores Judiciales Luis Paulino Mora Mora, un programa conjunto del Poder Judicial y la Organización de Estados Americanos, que se viene ejecutando en Costa Rica, ha demostrado ser efectivo, con todas las bondades implícitas para las personas, para las comunidades, para los juzgados contravencionales.

Las personas pueden resolver sus problemas de nivel contravencional en sus propias comunidades, sin tener que viajar a San Isidro a presentar una denuncia y participar en un proceso en el Juzgado de Contravenciones (con gastos de dinero y pérdida de tiempo); las comunidades son mejores para vivir; y el trabajo, en los juzgados, se reduce notablemente.

El programa también es efectivo, para los facilitadores judiciales, que habiendo adquirido la responsabilidad de actuar como una especie de “jueces de paz”, para buscar soluciones a los tantos conflictos y sin ninguna remuneración, se sienten enormemente satisfechos de servir a la comunidad.

Un facilitador judicial debe ser aceptado por toda la comunidad.

Un facilitador judicial debe ser aceptado por toda la comunidad.

Este es un programa que se viene ejecutando en Costa Rica (y también en otros países) desde hace algunos años. Y en Pérez Zeledón comenzó a funcionar en octubre de 2014, cuando funcionarios judiciales, de la OEA y de la Comisión Nacional para el Mejoramiento de la Administración de Justicia (Canamaj) comenzaron a promocionarlo en las comunidades.

Ya hay dieciocho facilitadores judiciales, en los distritos Cajón, San Pedro y Platanares y los promotores del proyecto esperan tenerlos, en los próximos días, en Pejibaye. El ideal es que cada una de todas las comunidades de todo el cantón llegue a tener un facilitador judicial.

Facilitadoras judiciales con las gorras y los chalecos que las identifican.

Facilitadoras judiciales con las gorras y los chalecos que las identifican.

Diego Segura, funcionario de la OEA y Aurelia Bolaños y Diana Hernández, de la Conamaj, recordaron hoy, jueves 19 de enero de 2015 –durante una visita que realizaron a las oficinas de PerezZeledon.Net, que para ser facilitador judicial no se necesitan títulos académicos.

Pero sí han de ser personas sin antecedentes penales y con una trayectoria impecable, que no pertenezcan a ninguna organización social, política ni religiosa (para que no los influyan en las decisiones) y que sean aceptados por toda la comunidad.

Luego, los facilitadores son preparados por las autoridades judiciales para que desempeñen correctamente su misión, traten de solucionar los roces que se presentan entre vecinos (y hasta entre funcionarios de diversas instituciones) o bien, sepan orientar a las personas y facilitarles el acceso, cuando el caso requiera conocimiento en una instancia judicial.


19 febrero, 2015

Anúnciate Gratis