Un enorme potencial que en Suiza sí se aprovecha

En la foto de entrada: Mariela Víquez, presidente de la Casa de la Mujer, la alcaldesa Vera Corrales, la embajadora Yasmine Chatila y el diputado Gustavo Arias, gestor de la visita de la diplomática.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

Y
asmine Chatila, embajadora de Suiza en Costa Rica, se manifestó gratamente impresionada con los parajes  que alcanzó a ver en su viaje entre San José y Pérez Zeledón, durante una visita que realizó hoy viernes 19 de abril de 2013 a la Casa de la Mujer, en San Isidro de El General.

Hay sectores, en efecto, entre San José y San Isidro, que tienen un sorprendente parecido con ciertas regiones suizas.

Inclusive, hay otras características en que muestran cierta similitud, ya entre Suiza y Costa Rica, ya entre Suiza y Pérez Zeledón. Por ejemplo: Costa Rica y Suiza tienen superficies algo parecidas, porque Costa Rica, siendo tan pequeñita, es 10 mil kilómetros cuadrados más grande que Suiza; y ni Suiza ni Pérez Zeledón tienen salida al mar.

La Alcaldesa Vera Corrales presentó un perfil de Pérez Zeledón a la Embajadora de Suiza.

La Alcaldesa Vera Corrales presentó un perfil de Pérez Zeledón a la Embajadora de Suiza.

Pero entre ambos países también hay un sinfín de diferencias, entre las cuales la más destacable es que Suiza tiene buena suerte y  Pérez Zeledón no. Y que Suiza no se conforma con ser una potencia industrial (de medicinas y alimentos, por ejemplo) o el centro financiero a donde llega el 40 por ciento de los depósitos mundiales de dinero; el turismo genera el 6% de su economía.

Proporcionalmente a su talla y población –dicen  estudios sobre la industria turística- el territorio helvético recibe la misma proporción de turistas que Francia y España, número 1 y 2 del mundo, respectivamente.  En el año 2008 recibió 8.2 millones de viajeros y el 80 por ciento de ellos llegaron buscando la montaña, los paisajes y esquiar en temporada invernal.

“La industria turística helvética atraviesa una buena racha, pese a lo cual debe promover la competencia para que sus precios sean más asequibles para viajeros de todas la latitudes”. Buena racha igual buena suerte, a pesar de que es muy caro.

Además, la administración helvética invierte alrededor de 70 millones de francos suizos anuales para promover el turismo, monto al que se suman otros 70 millones aportados por la Oficina Nacional Suiza del Turismo. En Pérez Zeledón, a la mala racha se suma que no hay siquiera una oficina que promueva el turismo.

La embajadora de Suiza, Yasmine Chatila Zwahlen, visitó la Casa de la Mujer y luego se reunió con algunos representantes del sector empresarial. A su lado el diputado Gustavo Arias y Margarita Cubero, de la Casa de la Mujer.

La embajadora de Suiza, Yasmine Chatila Zwahlen, visitó la Casa de la Mujer y luego se reunió con algunos representantes del sector empresarial. A su lado el diputado Gustavo Arias y Margarita Cubero, de la Casa de la Mujer.

Pero es claro que la buena suerte de los suizos viene acompañada por las fuentes de riqueza naturales –como las tiene Pérez Zeledón-, la legislación –como la tiene Costa Rica- y otros detalles como la infraestructura y los servicios de salud. Facilita el acceso a los lugares turísticos con caminos acabados, funiculares que transportan a las personas confortablemente y una fabulosa oferta hotelera.

Hoy, en que el calentamiento global está disminuyendo la nieve invernal, los suizos están dando un giro hacia un nuevo modelo de turismo de verano, según comentó la embajadora Chatila. Le encuentran el acomodo a las cosas.

Por el atractivo de sus montañas y parajes, el turismo suizo es uno de los rubros de la economía que Pérez Zeledón podría tomar como modelo. A fin de cuentas, en Suiza como en Costa Rica hay grupos ecologistas que adversan la construcción de infraestructura vial y la instalación de los mismísimos funiculares, que tanto favor le hacen a la economía que, de por sí, es sorprendentemente vigorosa, en un impecable país de bandera azul.


19 abril, 2013

Anúnciate Gratis