Un abanico de herramientas para optimizar los negocios

Herramientas de Internet. Fabián Vargas Picado.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

H
oy, como ayer, la clave del éxito de los negocios está en llegarles a los clientes potenciales y convencerlos de que su producto es el mejor del mercado; pero a diferencia de los métodos “convencionales”, los instrumentos de hoy son inmensamente más poderosos y efectivos, si se les usa correctamente. Y una ventaja más: muchos de ellos son gratuitos, o de bajo costo.

Puede usted recurrir a sitios web, a correos corporativos, a redes sociales, tanto para vender como para comprar; acceder a todo un abanico de ofertas; comparar, solicitar costos del producto y del envío… pero hoy, como ayer, un negocio dependerá de factores que deben manejar con habilidad, tanto los empresarios como los consumidores.

Vargas habla sobre una serie de herramientas de Internet vitales para optimizar los negocios.

Vargas habla sobre una serie de herramientas de Internet vitales para optimizar los negocios.

Estas particularidades fueron tratadas por el ingeniero Fabián Vargas Picado, gerente de la empresa Zona de Estrategias Web del Sur (ZEWS) durante la conferencia “Herramientas para hacer negocios en Internet”, por invitación del “Grupo Plus, gente que suma”, celebrada antier, jueves 23 de abril de 2015, en el auditorio del Centro Victoria, en San Isidro de El General.

El Grupo Plus, entre otras actividades empresariales, se dedica a promover el conocimiento económico y financiero en Pérez Zeledón, Costa Rica, a partir de la motivación del conferencista Yamil Jiménez Tabash.

El ingeniero Vargas, con 18 años de desenvolverse en el mundo de Internet, como empresario y consultor, hace un esbozo sobre la gran cantidad de oportunidades que ofrecen las tecnologías de la comunicación, pero llama la atención sobre la necesidad de que los esfuerzos estén orientados de la manera adecuada.

Es importante que el sitio sea bonito, pero es fundamental que la gente lo encuentre.

Es importante que el sitio sea bonito, pero es fundamental que la gente lo encuentre.

Cita, entre otros ejemplos, la red social Facebook, como una de las más populares y, además de gratuita, fácil de acceder. Pero advierte que la oferta exige una dinámica de actualización constante y un objetivo claro en el que no se deben entremezclar los intereses empresariales con los personales, aunque se trate de expresar un simple sentimiento de carácter deportivo. Así en un sitio web; así en cualquier herramienta tecnológica.

Hizo referencia al “momento cero de la verdad”, que se da cuando el consumidor toma la decisión de hacer una compra, después de haber pasado por las etapas previas: la necesidad de adquirir un producto, la estimulación (a través de los anuncios), la observación de la oferta, el análisis de las características del producto, las comparaciones y las averiguaciones relacionadas, por ejemplo, con la garantía y los costos.

El sitio no sólo debe ser agradable; debe responder a las expectativas del consumidor; brindarle todas las facilidades, de la manera en que ocurre cuando la persona visita una tienda o un restorán. Y para todo ello hay herramientas y consejos, que muchas veces son gratuitos, que a veces exigen un esfuerzo económico, pero que siempre van a estar orientadas hacia la retribución y la ganancia.

Mapas... No todo el mundo sabe dónde queda "El taller de Piquín" o el segundo puente de El Hoyón.

Mapas… No todo el mundo sabe dónde queda «El taller de Piquín» o el segundo puente de El Hoyón.

Vargas habló sobre la importancia de que el empresario adquiera el dominio lo antes posible (en Pérez Zeledón hay empresas que pueden ayudarle) porque los dominios son únicos, es decir, no pueden aparecer dos con el mismo nombre.

Se refirió a herramientas de trascendental importancia en las estrategias de negocios, como el Calendario Google y las “CRM”, para que su computadora o celular le esté recordando que se avecinan fechas tan importantes, como lo puede ser una cita o, simplemente, una llamada telefónica para felicitar a un cliente por su cumpleaños.

El ingeniero Vargas tenía, entre sus objetivos, que los espectadores aprendieran “una o dos cosas nuevas, al menos” y, de seguro, lo logró. Pero, ante todo, los alertó para que busquen y se valgan de herramientas de utilidad indiscutible, en sus esfuerzos por optimizar los objetivos empresariales.


25 abril, 2015

Anúnciate Gratis