Disputas por uso del Estadio Municipal ya causan decepción

El centro de polémicas por el uso, por el nombre y obsoleto.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a nueva ruptura entre los dirigentes de los dos equipos generaleños de la primera división, relacionada con el uso del Estadio Municipal, es causa de una decepción generalizada entre los aficionados al futbol de Pérez Zeledón.

Los propietarios de As Puma Generaleña decidieron inscribir al estadio José Joaquín “Colleya” Fonseca, de Guadalupe, como su cancha sede, bajo el argumento de que sus similares de la Asociación Deportiva Municipal Pérez Zeledón le pidieron suscribir una autorización para seguir administrando el Estadio Municipal, algo que, para ellos, es inaceptable.

Una versión en ese sentido fue externada ayer, lunes once de agosto de 2014, por Rigoberto Chinchilla Calderón, presidente de la Junta Directiva de As Puma, a la página www.everardoherrera.com.

Las indecisiones son causa de decepción entre aficionados.

Las indecisiones son causa de decepción entre aficionados.

Hoy no fue posible escuchar la versión del regidor David Araya, miembro de un comité que ha tratado de encontrar una solución al inconveniente, y tampoco del regidor Wilberth Ureña, por causa de sus ocupaciones, fuera de Pérez Zeledón.

La decepción expresada por decenas de generaleños a través de la red social Facebook surge no sólo por la decisión de As Puma de fijar su sede en el Valle Central, sino también por la secuencia de indecisiones que se viene dando en torno a la administración del Estadio Municipal de Pérez Zeledón.

Partidarios del As Puma consideran que los administradores del Pérez Zeledón están tomando decisiones arbitrarias y antojadizas sobre la base de un convenio acusado de ilegal, suscrito entre la Alcaldía y la Asociación Deportiva Municipal Pérez Zeledón (avalado por el Concejo, en 2008) mientras que los aficionados del otro bando acusan al As Puma de ser excesivamente exigentes y pretenciosos.

Las indecisiones con el uso del estadio continúan.

Las indecisiones con el uso del estadio continúan.

Y la Municipalidad, que tiene todas las potestades para tomar una decisión, ha limitado su labor a una tibia intermediación, para no rescindir el contrato existente la Asociación Deportiva Municipalidad Pérez Zeledón, con el fin de evitar una eventual demanda de resarcimiento y porque no se siente en capacidad de administrar el Estadio.

De hecho, en la sesión ordinaria del martes de la semana pasada, cinco de agosto de 2014, se daba por un hecho de que ambos equipos iban a llegar a un acuerdo en que el Pérez Zeledón le iba a ceder al As Puma el derecho de uso del estadio, a título gratuito, a cambio de que sólo se ocupara de chapear la gramilla, pintar las líneas, dejar el estadio limpio y pagar los servicios de agua y electricidad.

“Vayan, con humildad”, pidió el regidor David Araya a Marvin Chinchilla, uno de los propietarios y dirigentes del equipo, en el entendido de que todo estaba resuelto. Y en la noche del miércoles, As Puma aceptó pagar un millón de colones mensuales (a razón de 250 mil colones por partido), para llegar al acuerdo. Chinchilla solicitó, a su vez, que lo acompañaran a la reunión tres regidores, en calidad de garantes.

Marvin Chinchilla, pidiendo ayuda al Concejo de Pérez Zeledón.

Marvin Chinchilla, pidiendo ayuda al Concejo de Pérez Zeledón.

Pero al presentarse a suscribir el acuerdo, el jueves, los del As Puma se encontraron con que debían firmar un documento en que manifestaban su conformidad con que se firmara un nuevo convenio con la Municipalidad para que el Pérez Zeledón siguiera administrando el Estadio, de acuerdo con la publicación de Everardo Herrera. Esta condición es algo contra lo que As Puma ha venido luchando desde que se le comenzó a negar su uso, cuando estaba en la segunda división.

Conforme lo expuso el regidor David Araya, el martes, ambos equipos deberían llegar a un acuerdo el miércoles porque, de otra manera, la Municipalidad iba a rescindir el contrato. De ocurrir así, ambos equipos se quedarían momentáneamente sin derecho para utilizar el Estadio Municipal.

La indisposición entre los dos equipos viene de décadas atrás, cuando Pérez Zeledón tuvo por primera vez dos equipos en la primera división. Para evitar rivalidades y competencia por la afición, los dirigentes de ambos equipos –el Municipal Pérez Zeledón y la Asociación Deportiva Generaleña- decidieron fusionarse.

El ascenso, dos décadas después, de As Puma, molestó a la dirigencia del Pérez Zeledón, al punto de que prohibió que se le agregara al nombre del equipo recién ascendido el término “Generaleña”.


12 agosto, 2014

Anúnciate Gratis