Trabajan en proyecto agroindustrial para el Valle de El General

Pérez Zeledón es un importante productor de azúcar.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

A
nimada por la alcaldesa Vera Corrales, la Comisión Cantonal de Coordinación Interinstitucional (CCCI) retomó la vieja iniciativa de crear un área de desarrollo agroindustrial en Pérez Zeledón, bajo el régimen de zona franca.

El viejo proyecto nunca pasó de ser una idea abstracta para que Gobierno invitara a la empresa privada para que se viniera a instalar en Pérez Zeledón; y el CCCI, que funcionó en años anteriores sólo por temporadas y con poco estímulo, no logró unir a las instituciones para que trabajaran en conjunto y con una meta definida.

Pérez Zeledón estaría produciendo confites y chocolates.

Pérez Zeledón estaría produciendo confites y chocolates.

Ahora, el confuso CCCI, que aglutinaba a los representantes de las más diversas instituciones públicas, se conformó en cuatro áreas de trabajo específico y una de ellas está orientada hacia el desarrollo de la industria agroalimentaria.

La iniciativa apunta hacia proyectos viables, que deberán tener una respuesta institucional a las necesidades empresariales relacionadas con la definición y el fomento de los productos a cultivar, las posibilidades de industrialización, las facilidades de transporte, el financiamiento, la necesaria colocación de los productos en el mercado, etc., explica Álvaro Chanto, director regional interino del novedoso Instituto de Desarrollo Rural (INDER).

Un tema también importante por resolver es la ubicación del complejo agroindustrial. La Administración municipal está tratando de conseguir la finca –que habría de ser de cinco, diez o tal vez más hectáreas- entre las propiedades municipales.

Se quiere que el complejo quede alejado del área urbana, para evitar mayores congestionamientos a San Isidro y Daniel Flores y para contribuir, de paso, con el establecimiento de un nuevo polo de desarrollo.

Del aguacate se obtienen diversos subproductos medicinales e industriales.

Del aguacate se obtienen diversos subproductos de uso medicinal e industrial.

La posibilidad de incursionar en la agroindustria es muy factible para la comunidad del Valle de El General. En principio, según expone Alexis Umaña, funcionario del INDER, se estaría partiendo de la experiencia que ya existe en el campo de la producción: cacao, azúcar, café, frutas, verduras, madera…

Sobre los productos existentes, fomentados en la debida proporción, vendría la producción de confites, chocolates, almíbares, escabeches, aceites. Pero, además de agroindustria, maquila.

Pero esa ha de ser una decisión que se tome en conjunto entre los representantes de las instituciones públicas y la sociedad civil. El Reglamento a la Ley del INDER, que pronto será publicado en el diario La Gaceta, dispone que este tipo de decisiones sea tomado con una participación institucional del 40% y un 60% de la sociedad civil, explica el Director Regional.

El INDER, obligado ahora por Ley a concentrarse en el desarrollo de las áreas rurales, más que en el anterior y trascendental oficio del ITCO/IDA de desahogar al país por la presión de los campesinos necesitados de tierras, tiene proyectos parecidos para los sectores de Osa/Corredores/Golfito, Coto Brus/Buenos Aires y, a futuro, también para la Península de Osa, adelanta Chanto.

En los primeros pasos hacia un proyecto concebido para dar soluciones durante los próximos 40 años, a las propuestas emanadas por el CCCI el INDER está agregando reuniones con los ministerios de Planificación Nacional y de Agricultura y Ganadería.

En la foto de entrada: Pérez Zeledón puede apuntarse a la producción de confites. (La foto es de atacori.co.cr).

31 julio, 2013

Anúnciate Gratis