Sancionan a un escolar por llevar el pelo largo

Escolares Pérez Zeledón

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
l tema del pelo largo en las escuelas y los colegios, tan debatido y claramente definido en la jurisprudencia costarricense, vuelve a la palestra en Pérez Zeledón, con el caso de un niño de primer grado al que se le sancionó con cinco puntos en la nota de conducta, en la Escuela Villa Ligia.

La disyuntiva de hoy no es que si un alumno puede o no puede asistir a recibir lecciones con el pelo largo, porque las instituciones educativas están en plena capacidad de tomar una decisión en ese sentido, sino porque debe haber un reglamento y éste debe ser conocido por los padres de familia y los interesados, al debido tiempo.

El problema que plantea Yendry Quesada Ávila, madre del niño afectado, es que el reglamento de la escuela no hacía referencia acerca del largo del cabello, cuando lo matriculó. Esto es algo a lo que puso especial atención –afirma en un comunicado enviado por redes sociales- porque su hijo ha tenido pelo largo desde que tenía dos años.

“El día jueves 16 de mayo le mandaron una boleta diciendo que su cabello está muy largo, la boleta indica el artículo E y el inciso 10 que está incumpliendo según la normativa interna de la escuela. Yo traté de buscarlo en la copia que yo tengo, pero no tiene inciso 10”, afirma la madre del pequeño, estudiante de primer grado.

En la escuela le mostraron un reglamento que, en efecto, contiene el inciso 10, que dice: “En los niños, el uso del cabello no debe exceder los tres centímetros de largo en su crecimiento normal a partir del cráneo”.

Alegato infructuoso

La madre considera que al niño se le está discriminando, porque no es consciente de lo que ocurre ni está en capacidad de tomar decisiones. “Pensamos que se están irrespetando y violando los derechos del niño, porque el hecho de tener el cabello diferente, no depende de él si no de nosotros sus padres para los cuales este look es completamente aceptable y lo hemos acostumbrado a vivir así”, dice Yedry Quesada en una carta de apelación dirigida la maestra.

Alega que a ella le están cambiando las reglas a la mitad del partido y que al niño le están aplicando prácticas discriminatorias, contempladas en el Código de la Niñez y la Adolescencia, que en lo específico establecen (Artículo 69): “Prohíbase practicar o promover, en los centros educativos, todo tipo de discriminación por género, edad, raza, origen étnico o nacional, condición socioeconómica o cualquier otra que viole la dignidad humana”, así como sus derechos a tener sus propias ideas, creencias y culto religioso y ejercerlo bajo la orientación de sus padres o encargados…

En respuesta a la apelación, la profesora, Jenny Quesada Alfaro, afirma que va a mantener la boleta, que el Reglamento la autoriza a enviar una boleta cada tres días y que, por defender lo que cree que es correcto, va a aceptar las consecuencias que el asunto le traiga.

 Las reglas del juego

Aquí, lo que se analiza es si hubo o no un cambio en las reglas de juego que no fue debidamente comunicado y si, aún así, es válida su aplicación. Por lo demás, el asunto del pelo largo en los estudiantes de escuelas y colegios ha sido objeto de un largo debate desde el Río Grande hasta la Patagonia.

¿Que el pelo largo en los varones no determina su personalidad ni su proceso de aprendizaje? No; en absoluto. ¿Que los estudiantes pueden llegar a las aulas con pelo largo es un derecho humano? Tampoco.  Es cosa de disciplina, como lo es la obligación de presentarse con uniforme.

“Al respecto –dice un fallo de la Sala Constitucional- esta Sala ha manifestado en diferentes resoluciones que los estudiantes de primaria y secundaria están bajo la autoridad y vigilancia de la institución en la que cursan los estudios y por ello, están obligados a llevar el uniforme oficial de la institución así como también a lucir una presentación personal impecable en los términos en que se exige para cada institución”.

“Esta obligación  como estudiantes, no implica, en modo alguno, una lesión a derechos fundamentales toda vez que por tratarse de menores de edad que se encuentran sujetos a un proceso de formación; su presentación personal y su conducta, dentro y fuera de la institución, tiene que ser y estar acorde con las disposiciones normativas que se han establecido a lo interno de cada centro educativo y a lo externo a nivel de Ministerio de Educación”, establece la Sala.

 


30 mayo, 2013

Anúnciate Gratis