Resolución mágica para la explotación de un tajo

San Ramón Norte, Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

S
i la resolución del Ministro de Ambiente y Energía (MINAE) que limita el uso del tajo de El Jardín de Páramo a dos distritos y un camino causó enojo entre regidores y síndicos de Pérez Zeledón, será  porque los términos del decreto les eran  familiares y no porque los desconocían.

La Alcaldía de Pérez Zeledón venía gestionando un permiso para la explotación del tajo desde diciembre del año de 2012 y una regidora se había empeñado en afirmar que si había atrasos en el MINAE, era porque la Administración Municipal presentaba los documentos incorrectamente.

El estado de los caminos rurales es crítico. (Foto solo para ilustración).

El estado de los caminos rurales es crítico. (Foto solo para ilustración).

Pero los contratiempos tuvieron un giro radical cuando el ministro René Castro emitió una resolución que llegó a manos de la alcaldesa Vera Corrales, en manos de la presidenta Laura Chinchilla, ocho meses después de iniciados los trámites y apenas tres días después de que el Concejo de Pérez Zeledón  dejó en suspenso una moción que exigía la intervención inmediata de las calles del distrito Páramo.

Días antes de que la resolución llegara a San Isidro (viernes 16 de agosto de 2013) los regidores habían trabado largas peroratas acerca de la necesidad de presionar al Ministerio para que autorizara el uso del tajo y las razones por las que no se debía limitar el uso de la piedra al beneficio de los distritos Páramo y Río Nuevo.

Primero, el Concejo celebró una sesión extraordinaria en San Ramón Sur, Páramo, durante la cual los dirigentes políticos y comunales locales demandaron la atención de la Municipalidad en aspectos tan puntuales como una autorización de uso de suelo para el salón comunal, la construcción de un puente y la reparación de sus caminos. Alegaron que tienen diez años de encontrarse en el más completo abandono.

Pero no bien volvieron a sesión ordinaria, el martes trece de agosto, cuando los regidores  se encontraron con una moción para: “3. Intervenir los caminos de cada una de las comunidades que conforman el distrito dado que la situación de estas vías es lamentable”.

Cualquier material es bueno, cuando no hay tajos. (Foto sólo para ilustración).

Cualquier material es bueno, cuando no hay tajos. (Foto sólo para ilustración).

La moción también era para concederle a la Alcaldesa el término máximo de ocho días y demás entidades competentes, lo referente al salón comunal, concederle el término de 15 días para que comenzara a instalar el puente “Los Navarro”, para que estuviera finalizado antes de que venza el mes de octubre y concederle ocho días hábiles para efectuar la valoración técnica de cada uno de los caminos de Páramo.

Más: la propuesta era para “ordenarle” a la Alcaldesa elaborar el cronograma de intervención de calles en Páramo, inmediatamente después de evaluada la valoración, y prestarlo al Consejo de Distrito; atender la “retroalimentación” emitida por el Consejo de Distrito y ajustar simultáneamente los ajustes necesarios para priorizar la orden del Concejo.

Y lo querían  “de tal forma que la intervención se brinde de manera inmediata y fluida para que los caminos de este distrito cuenten, para inicios del mes de octubre, un avance sustentable en un porcentaje no menor al 50% de la totalidad de kilómetros que requieren ser intervenidos.

La moción no prosperó, porque sólo fue aprobada por cuatro de los ocho regidores que estaban presentes. Pero circunstancialmente, la disposición del ministro de Energía y Minas –que impide a los otros nueve distritos de Pérez Zeledón usar los materiales del tajo de El Jardín- fue enviada a la Alcaldesa por medio de la presidenta Chinchilla, tres días después de analizada  la moción y ocho meses después de que se iniciaron los trámites para la explotación del tajo.

Entre los argumentos que hubo en contra de la moción estuvo la imposibilidad práctica de cumplir con los términos propuestos y la mezquindad con que se está tratando al resto de Pérez Zeledón, caracterizado, al igual que los distritos de Páramo y Río Nuevo, por contar con una red de caminos que se encuentra en una situación crítica.

La moción para privilegiar a los distritos Páramo y Río Nuevo fue una, entre una larga lista de iniciativas presentadas en la misma sesión, para “obligar” a la Alcaldesa a cumplir tareas con términos imposibles de cumplir hasta por una municipalidad petrolera.


26 agosto, 2013

Anúnciate Gratis