Proyectos vagos e ideas fantasmas frente a la crisis

Proyectos vagos e ideas fantasmas frente a la crisis

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

F
rente al fantasma de la pobreza, que se desplaza por la libre, por la ciudad y los campos, la comunidad de Pérez Zeledón solo alcanza a ver programas para mitigar crisis específicas, ideas vagas y proyectos que se dispersan con el tiempo.

Surgen soluciones de emergencia para atender situaciones específicas de extrema gravedad, como la roya naranja de la caña y la roya del cafeto, en dos de los sectores más organizados y con metas más claras que existen en la región, y también para atender las necesidades de los productores de frijoles y maíz, no tan organizados y sin más metas que la posibilidad de colocar sus productos a precios que hagan justicia a los agricultores.

Hay diversas causas del cierre de negocios y pocas soluciones a la vista.

Hay diversas causas del cierre de negocios y pocas soluciones a la vista.

Pero cuando se trata de encontrar escapes a la presión general, para que la economía repunte (como la construcción de una carretera o la conformación de cooperativas integradas por asociaciones administradoras de acueductos (Asadas) sólo hay viejos proyectos olvidados y buenas ideas que ni siquiera llegan al papel.

Hoy, lunes 16 de agosto de 2013, un diario josefino puso en evidencia algo que los generaleños saben desde hace más de una década: que hay una situación crítica. “Las cifras de desempleo en la zona causan alerta entre las autoridades, pues datos de la Cámara de Comercio revelan que hay un 21% de personas sin trabajo”, dice el artículo.

En la publicación, el contratiempo se atribuye a la falta de agua para la construcción y a la crisis económica de los Estados Unidos; y hubo quién –en redes sociales- se lo imputó al plebiscito, mediante el cual fue destituido el alcalde de Pérez Zeledón.

A lo largo de los años se ha hablado de una tal “Carretera Pérez/Osa, que conectaría a los dos cantones en el sector de Pejibaye. La carretera vendría a dinamizar grandes extensiones de terreno agrícola y a conectar, por una ruta corta, las comunidades costaneras de Osa, Golfito y Corredores con San Isidro de El General y San José.

Muchos comerciantes han cerrado sus negocios o han disminuido su acción.

Muchos comerciantes han cerrado sus negocios o han disminuido su acción.

Conforme la leyenda, cada cantón construiría lo que corresponde a su territorio; Pérez Zeledón con recursos propios o coseguidos y Osa con el apoyo de Judesur (Junta de Desarrollo del Sur). Pero lo que es el director ejecutivo de Judesur, Ignacio Carrillo, no sabe nada de ese proyecto; y Andrés Solano, Jefe del Departamento de Desarrollo, apenas lo recuerda. De eso se hablaba a inicios de la década pasada, según lo comentaron a perezzeledon.net.

¿Y de cooperativizar la Asadas? Tampoco.  Ninguna junta directiva –y nadie, para mayor claridad- ha hecho gestión o comentario alguno en ese sentido, en la Dirección Regional del Área de Acueductos Rurales, en Pérez Zeledón.

Pero también existen otros proyectos que se diluyen con el tiempo, como es el caso de la instalación de acueducto para las áreas urbanas de Pérez Zeledón. El agua comenzó a escasear en 2004: se comenzó a hablar del acueducto en el 2008; se prometió iniciar el proyecto a finales de julio de 2013 y hoy, 16 de setiembre, del tema casi no se habla.

La alerta a que se refiere el artículo periodístico, sin embargo, no es tanta entre las autoridades como en la comunidad, donde se han formado dos grupos de ciudadanos para buscar soluciones a la crisis.


16 septiembre, 2013

Anúnciate Gratis