Policías en la Municipalidad; como en los viejos tiempos

Registro para ingresar a la sesión.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

C
omo en los viejos tiempos de disputas que degeneraron en una convocatoria a plebiscito, para destituir al alcalde, el teatro municipal de Pérez Zeledón volvió a demandar, anoche, la presencia de la Fuerza Pública.

Acudieron en respaldo de las síndicas de Pejibaye y General Viejo.

Acudieron en respaldo de las síndicas de Pejibaye y General Viejo.

El auditorio fue ocupado por unas doscientas personas que llegaron a manifestarse contra una alegada “agresión contra las mujeres”, específicamente contra la regidora Kemly Jiménez Tabash y las síndicas suplentes Dineth Villalobos Araya y Yamileth Mata Montero, de los distritos General Viejo y Pejibaye, respectivamente.

El ingreso a la sala de sesiones –el auditorio del Complejo Cultural- estuvo regulado por funcionarios de la Administración Municipal, respaldados por efectivos de la Fuerza Pública, de manera que los asistentes se vieron precisados a firmar una hoja de asistencia y dejar fuera del edificio las astas de las pancartas.

La denuncia de las síndicas es contra diversas situaciones hostiles que se han venido presentando, anoche fue específica contra el vicepresidente del Concejo de Pérez Zeledón, Geinier Alvarado Guzmán y el regidor suplente (ML) Felipe Mora Molina, por los calificativos degradantes que ellos les han venido manifestando (frecuente, pública y notoriamente) y porque Alvarado en condición de presidente en ejercicio y Manuel Alfaro Jara en condición de presidente, les niegan el acceso a la tribuna para expresarse y defenderse.

La síndica Yamileth Mata exigió espacio para reivindicar sus derechos.

La síndica Yamileth Mata exigió espacio para reivindicar sus derechos.

Ayer, martes 21 de enero de 2014, las síndicas se valieron del respaldo que les brindaron las personas trasladadas desde sus comunidades, para exigir que les dieran el derecho a manifestarse, algo que les habían negado implícitamente, una vez más, “porque el espacio de la Presidencia –el momento para referirse a temas variados- no estaba en agenda”.

Se plantaron. Se plantó Yamileth Mata y advirtió que no se iba a retirar de la tribuna hasta que le concedieran el espacio que estaba demandando; y el presidente, Geinier Alvarado, tuvo un momento de inspiración al declarar un receso, lapso que permitió al regidor Roy Mora Araya (PUSC) redactar una moción para modificar la agenda y a una mayoría de regidores ponerse de acuerdo para no contestar los emplazamientos de la Síndica.

A la manifestación de Mata, específica contra las actitudes de los regidores Felipe Mora, Geinier Alvarado y Manuel Alfaro y a la desatención por ellos y sus comunidades, en la Administración Municipal, se sumó el clamor de los síndicos Diego Salazar Miranda (Pejibaye), Luis Enrique Brenes Navarro (Daniel Flores) y Reney Durán Gamboa (Páramo), todos del PLN, de respaldo a las síndicas porlas agresiones, porque les niegan espacio -a ellas y a ellos- para referirse a los asuntos de sus distritos y por la marginación en que –alegan- los tiene la Alcadesa Vera Corrales.

Dineth Villalobos reclamando su derecho a manifestarse, en la sesión de la semana pasada.

Dineth Villalobos reclamando su derecho a manifestarse, en la sesión de la semana pasada.

No hubo respuestas, ni de parte de los regidores ni de parte de la Alcaldesa y todo hubiera terminado en una ya merecida tregua, si no fuera porque la regidora Kemly Jiménez Tabash volvió sobre el sistemático ataque contra sus colegas regidores, a quienes acusa de estar confabulados contra el pueblo, de delincuentes (que conspiran para tomar acuerdos ilegales), de perros (que actúan en jauría) y de traidores a la patria (porque no están de acuerdo con ella en manifestarse contra los generadores hidroeléctricos privados).

Aplausos para la regidora, de parte de un auditorio que parece bien informado de lo que ocurre en el seno de la máxima representación popular de Pérez Zeledón; y sin ambiente propicio para el usual intercambio de epítetos, en el escenario del teatro municipal sólo se escuchó la réplica de la regidora María Esther Madriz Picado, en que acusó a la regidora Jiménez de ejercer presión sobre un funcionario municipal para que le diera curso a un proyecto de su interés y la recriminó por “carecer de autoridad moral” para tratar a los regidores de esa manera.


22 enero, 2014

Anúnciate Gratis