Pérez Zeledón también puede sonreír con Sofi

Gracias por sonreír conmigo. Sofi.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

P
érez Zeledón también puede sumarse a la campaña “Gracias por sonreír conmigo”, liderada por  una niña de diez años que presenta batalla contra el cáncer con un optimismo y una mística que va estremeciendo y cautivando a los costarricenses, conforme la van conociendo.

Ideó y puso en marcha el proyecto durante una estadía en el hospital.

Ideó y puso en marcha el proyecto durante una estadía en el hospital.

Sofi –Sofía Escalante- asiste a la quinta sesión de quimioterapia, en una formidable lucha contra la leucemia, liderando una campaña de recaudación de fondos para comprar monitores para la Unidad de Hemato-Oncología del Hospital Nacional de Niños.

Durante una de sus estadías en el hospital, Sofi pidió que le llevaran materiales para entretenerse ideando y confeccionando una pulsera y puesto que su obra tuvo una extraordinaria aceptación, pensó en que podría ocuparse en producir pulseras y venderlas, para financiar la compra de aparatos médicos que el Hospital de Niños está necesitando, informó Liss Solís, una generaleña que es amiga de su familia.

Su iniciativa ha tenido un apoyo masivo. En la imagen, con su madre y su hermanito.

Su iniciativa ha tenido un apoyo masivo. En la imagen, con su madre y su hermanito.

Su iniciativa tuvo tanta aceptación, que ha recibido el respaldo de importantes empresas comerciales, para que realice jornadas de venta de las pulseritas en sus propiedades. Así en centros comerciales del Valle Central; así una empresa que le da 500 colones por cada par de zapatos que vende; así un evento deportivo en que tuvo el respaldo pleno del equipo Club Sport Herediano.

Cuenta con el aval de la Asociación de Lucha contra el Cáncer Infantil.

Su familia –sus padres y un hermanito- es de San Rafael de Heredia, y desde sus trincheras, han logrado recaudar una significativa cantidad de dinero, gracias al apoyo de todo un equipo de colaboradoras que le están ayudando en la confección de las pulseras.

De hecho, ha tiene el dinero para comprar los monitores, pero abunda decir que en un hospital estatal, como el Nacional de Niños, siempre van a haber necesidades en cuya atención los costarricenses pueden solidarizarse.

Sofi es conmovedora. Afronta el desafío con una sonrisa natural y una convicción mística de que va a salir adelante. Cuando le informaron que debía someterse al tratamiento, pidió que le cortaran el pelo para que les confeccionaran pelucas a otros niños que también padecen de cáncer.

Cada pulsera vale cinco mil colones.  Puede pedirla por el teléfono  8743 9092.

Cada pulsera vale cinco mil colones. Puede pedirla por el teléfono 8743 9092.

Ella –quien aparece en las fotografías cubriendo la cabeza con un gorro- tomó la decisión de no usar peluca, y así se le ha visto en la gramilla del Estadio Rosabal Cordero, como en los centros comerciales donde ha acudido a promocionar y vender las pulseritas.

En San Isidro de El General, Sofi cuenta con el apoyo de Less Solís. “Para los que me han llamado o escrito de Pérez Zeledón que quieren pulseras, hoy llegan las pulseras de Sofi. Llamar a Liss Solis al 8743 9092. ¡Gracias por el apoyo tan grande a esta campaña!”, dice Sofía en su perfil de Facebook “Gracias por sonreír conmigo”.

 

Créditos: Las imágenes fueron  tomadas del muro de “Gracias por sonreír conmigo”.

5 diciembre, 2014

Anúnciate Gratis