Otra empresa emblemática está cumpliendo los 50 años: La Musoc

La Musoc está cumpliendo 50 años.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

C
riticada, con frecuencia, por causas relacionadas con las decisiones empresariales o por esas circunstancias que se van presentando en el camino, pero aceptada y hasta elogiada por la mayoría de los viajeros, la emblemática empresa Musoc está celebrando sus 50 años de existencia.

Para el común de la gente, el Cincuentenario de la Musoc hubiera pasado inadvertido, si no hubiera tenido presencia, con una carroza, durante el Desfile Nocturno, del Festival Luces del Valle, la semana pasada, o el comunicador Tony Méndez no le hubiera dedicado su programa Tiempo de Tertulia de ayer, viernes 12 de diciembre de 2014.

A sus 50 años, la Musoc sale 22 veces diarias de San Isidro hacia San José, en temporada alta. (Foto de InfobusCR).

A sus 50 años, la Musoc sale 22 veces diarias de San Isidro hacia San José, en temporada alta. (Foto de InfobusCR).

Pero, mientras transcurría el aniversario y el programa se desarrollaba, cientos de personas se estaban desplazando entre San Isidro de El General y San José, o viceversa, en buses relativamente confortables y –como no sea por los trabajos que se realizan en la carretera o las presas típicas de San José- dentro del tiempo programado.

Algunos, ciertamente, no dejan de evocar la “época de oro” de la Musoc, cuando introdujo aquellos famosos pulman, con suspensión de aire, que llegaron a sustituir a los de compensadores hidráulicos y por los que, en el mismísimo San José, la gente se detenía a verlos. Tan bonitos, tan diferentes a los buses propios de aquella época.

Pero quizá olvidan los varonazos o los derrumbes (los paredones de la carretera estaban todavía muy falsos) por los que había que esperar durante horas de horas a que la maquinaria del Ministerio de Obras Públicas llegara y despejara el camino y por los que, posiblemente, la empresa solía llevar café y bocadillos para los pasajeros y éstos, previendo situaciones de esas, frecuentes y “normales” solían llevar el típico almuerzo envuelto en hojas.

La Mapi (La Marina/Pital) fue el primer bus que hizo el recorrido entre San Isidro y San José.

La Mapi (La Marina/Pital) fue el primer bus que hizo el recorrido entre San Isidro y San José.

La Musoc llegó a complementar el servicio que brindaba las empresasde buses de “Los Varguitas” (Vargas Rojas) y de microbuses “Station Wagon” que, a su vez, habían llegado a sustituir a los nostálgicos, pero espantosamente incómodos, buses de carrocería de madera y ventanas plegables de lona.

La Musoc asumió parte del transporte de pasajeros entre Pérez Zeledón y San José en 1964, por iniciativa de tres empresarios de apellidos Murillo, Solano y Corrales, de cuyas primeras letras se conforma el emblemático nombre de Mu-So-C, conforme lo expuso su actual gerente general y propietario, Gilberth Fernández.

Pero no fue hasta 2001, cuando la Musoc fue adquirida por Fernández y asumió la totalidad del transporte público de esta ruta, “para beneficio de todos los generaleños”, según expuso su Gerente en el programa de Tony Méndez.

A sus 50 años, la Musoc cuenta con una moderna flota que le permite realizar veintidós viajes hacia San José y otros tantos hacia Pérez Zeledón; duplicar esa cantidad en los días de mayor intensidad y agregar buses extra cuando es necesario.

Un sistema de monitoreo que graba todo lo que ocurre dentro y fuera de los buses.

Un sistema de monitoreo que graba todo lo que ocurre dentro y fuera de los buses.

Lógicamente, siempre hay quejas: Si es por la distancia entre asientos, Fernández explica que fue por la necesidad de dejar espacios libres para cumplir con las disposiciones de la Ley 7600; si es porque el agua se coló por una ventana, porque aun siendo nuevos, dadas las condiciones climatológicas propias de la ruta hay que hacerles (por la vía de la excepción) un trabajo adicional.

Hay gente que se queja porque la empresa cobra por el uso de los servicios sanitarios; pero Fernández defiende que ese es un servicio no contemplado en los cálculos de los pasajes, que se debe cobrar porque forma parte de terminales de buses en las que todo tiene un costo (como la limpieza de los servicios y la vigilancia constante para que individuos externos no lleguen a causar daños o robos).

Hay quienes se quejan del mal trato que les dio algún chofer; y Fernández responde que la empresa ahora cuenta con un servicio de vigilancia por televisión, no sólo para observar el comportamiento de los choferes, sino también el de los pasajeros y para cortar por lo sano, en la eventualidad de que algún individuo haya subido a un bus con intenciones malsanas.

En fin, esta es una reseña a grandes pinceladas de una de las empresas emblemáticas de Pérez Zeledón, que se ha mantenido a lo largo de medio siglo y que, necesariamente, forma parte de la historia del desarrollo de esta región. Otras son el centro comercial El Cinco Menos, el bar (y ahora restorán) La Reina del Valle y la Radio Sinaí.


13 diciembre, 2014

Anúnciate Gratis