Necesario e impostergable otro cementerio municipal

Cementerio Municipal

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

U
na encuesta realizada por la Municipalidad de Pérez Zeledón revela que casi el 44% de un grupo de personas entrevistadas no  tiene derechos reservados en ningún cementerio, con el inconveniente agregado de que el Cementerio Municipal de San Isidro de El General está agotado y el de Palmares está al borde de la saturación.

“La decisión de adquirir un terreno donde ubicar un cementerio municipal que atienda la demanda futura de los habitantes urbanos de los distritos de San Isidro del General y Daniel Flores, no puede postergarse más, dado que el actual cementerio municipal tiene una vida útil estimada en unos tres años y el cementerio de Palmares una vida útil de 5 años más”, dice un informe presentado por el funcionario Melvin Bermúdez Elizondo a conocimiento del Concejo, durante una sesión extraordinaria celebrada el 23 de enero de 2014.

Todo, en el entendido de que alguien le preste o alquile la bóveda a un tercero, porque los 3144 espacios del Cementerio Municipal de San Isidro están ocupados y de que en Palmares sólo queda un 7% del terreno disponible.

El Cementerio Municipal está saturado desde hace años.

El Cementerio Municipal está saturado desde hace años.

Este es un tema viejo al que se le han venido dando largas durante años y más años, en el que se debe resaltar que el estudio de factibilidad para la creación de un nuevo camposanto estuvo en lista de espera, para el conocimiento del Concejo, desde mediados del año pasado.

El informe incluye una recomendación para construir un nuevo cementerio municipal que logre satisfacer la demanda de servicio, en cumplimiento de una de las funciones principales de la Municipalidad, como es la obligación de velar por la salubridad pública y asegurar, en consecuencia, un funeral decoroso y una disposición conveniente y adecuada de los cadáveres.

La construcción del nuevo cementerio es urgente porque en estos dos distritos  hay una población de 23,372 personas mayores de 37 años que –conforme dictados inapelables de la naturaleza- deben ir pensando en cómo conseguir derechos para su merecido descanso, que encajen con ingresos salariales de 300 mil colones mensuales o menos.

Hay 3144 bóbedas y no queda ningún espacio disponible.

Hay 3144 bóbedas y no queda ningún espacio disponible.

Esta realidad –sumada a que la Municipalidad está obligada a retribuir a los habitantes servicios con carácter social, y no lucrativo- obliga Gobierno local a utilizar alguna de sus propiedades, de manera que cobre sólo por los servicios que brinde y sin recargar a los habitantes el precio de una finca que eventualmente se llegue a comprar para tal efecto.

Hasta se mencionó la célebre propiedad de 30 manzanas que la Municipalidad tiene en La Ceniza –un poblado del distrito San Isidro-  destinada originalmente a una planta de tratamiento de los desechos sólidos de Pérez Zeledón y que ha sido utilizada como caballo de batalla y controversia política, por la que los generaleños siguen pagando 300 millones de colones anuales para resolver el problema de la basura.


4 febrero, 2014

Anúnciate Gratis