Músicos que se abren camino hacia el baúl de los recuerdos

luceritos méndez

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
ntre las particularidades de la Semana Cívica que organizan los inquilinos del Mercado Municipal, para los días de celebración de la independencia de Costa Rica, está la presencia de un grupo cuyos acordes se enlazan con la tradicional cultura musical generaleña.

Año con año es posible escuchar, en el Mercado, contar con la presencia de los Luceritos Méndez, al principio integrado por los hermanos José y Pedro Méndez; ahora por José y sus pequeños hijos  Nereida Esmeralda y Andrés José.

Los Luceritos Méndez se han convertido, de alguna manera, en una sensación de esas que dejan recuerdos imperecederos, como el olor de los sacos de yute y los chicharrones que preparaban Carlos Solís (Macho) y los hijos de Alonso Navarro; o como imagen de las bolas de caucho de colores, los caballitos de palo y los monitos maromeros que, dicho sea de paso, fueron por mucho los juguetes más inteligentes al que tuvieron acceso los niños del San Isidro de El General de las fotos en blanco y negro.

José Méndez con Nereida Esmeralda y Andrés José.

José Méndez con Nereida Esmeralda y Andrés José.

Puesto que son un atractivo, la Asociación de Inquilinos del Mercado se ocupan de que no falten durante las efemérides y ellos, complacientes y preparados para hacerlo, cantan lo que la gente les pida: bachata, merengue, cumbia, norteña… siempre acompañados por la organeta y el acordeón.

Pedro y José llegaron al Valle de El General en 1999, procedentes de Naranjo de Alajuela, contratados para trabajar en la construcción de un abrevadero, en Guagaral. Y como las condiciones se les presentaron favorables, se quedaron en Platanares, como trabajadores agrícolas y cantantes.

Alternando, así, su trabajo como peones agrícolas con presentaciones musicales, se fueron haciendo de un espacio en la sociedad generaleña. De actividades comunales saltaron al Mercado, del Mercado a la radio y de la radio a hacer presentaciones en las más diversas comunidades de la Región Brunca, dígase San Vito de Coto Brus, Paso Real y Buenos Aires, Savegre y Dominical.

En Naranjo de Alajuela, a José le enseñaron lo básico de guitarra y acordeón y de ahí todo se desarrolló por el método de ensayo y error, solamente ayudado por cursos publicados en revistas. Luego, puesto que los teclados están dispuestos de una manera parecida, también aprendió tocar la organeta.

Cuando Pedro se fue a vivir a Zapote de Pejibaye y formó su propio grupo,  José se quedó en Platanares como solista, hasta que Nereida Esmeralda y Andrés José adquirieron la formación necesaria para formar parte del grupo, en 2010, es decir, hace tres años.

El nombre de Luceritos Méndez surgió en Naranjo porque sí; no porque  tenga que ver con Lucerito, la cantante mexicana, o por las estrellas de la mañana. Como tenían que ponerse un nombre, para participar en un concurso, se les vino la idea de llamarse “Luceritos”, y así se quedaron.

De los Luceritos hay tres discos grabados, uno de cuando Pedro y José estaban juntos; dos de José con los niños.

Hoy, el nombre de los Luceritos Méndez aparece asociado a la Semana Cívica que se celebra en el Mercado Municipal a mediados de setiembre; una semana para comer de pan casero, tamal asado y picadillo de chayote con fresco de sirope; juegos antiguos para los niños y concursos de ordeño, desgrane de maíz, picar leña y pilar arroz.


27 abril, 2013

Anúnciate Gratis