Municipalidad saturada por avalancha de agricultores

Municipalidad Pérez Zeledón

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

A
bril de 2013 fue un mes de dramática experiencia para la Municipalidad de Pérez Zeledón, debido a que vio sus ingresos ordinarios-vía plataforma de servicios- reducidos a un mínimo histórico y ni siquiera pudo atender a todos los propietarios de tierras de vocación agropecuaria.

La plataforma estuvo congestionada durante todo el mes; hubo gente que durmió en las aceras para guardar campo para día siguiente; la Alcaldía triplicó la cantidad de funcionarios para descongestionar la avalancha, dedicando, para el oficio, a los que se desempeñan en los departamentos de Patentes, Cobros y Catastro, informó la Alcaldesa Vera Corrales, durante la sesión municipal de ayer martes 30 de abril.

Como consecuencia de ello, quienes llegaban a hacer algún pago en la saturada plataforma de servicios daban media vuelta, anunciaban que regresarían dentro de un rato y se iban. “Ingresos cero”. Fue un mes en que los funcionarios trabajaron de sol a sol, a veces más bien hasta avanzada la noche; y quedó pendiente una presa indefinida, de propietarios de tierras que quieren declararlas, complementó la Alcaldesa.

Chocolate sin cacao

El inconveniente surgió de dos circunstancias principales: que el Ministerio de Hacienda puso términos para que los dueños de tierras rindieran sus declaraciones (que en el caso de Pérez Zeledón fueron extendidos a todo el mes de abril) y que los generaleños dejaron que corrieran los años que tuvieron para hacerlo.

Ahora, por iniciativa de la Alcaldesa, el Concejo autorizó la extensión del plazo para rendir la declaración, hasta por diez semanas (hasta el 12 de julio) pero esta vez con una Administración municipal más precavida: a los que lleguen a declarar sus tierras se les atenderá con cita, de manera que no congestionen el edificio, no duerman a la intemperie, no pasen incomodidades y no obstaculicen los otros servicios municipales.

Corrales dijo que la extensión del plazo y la atención con cita es la mejor salida para solucionar el problema, que ocurrió básicamente por una desconsiderada disposición gubernamental, mediante la cual se impuso a las municipalidades una tarea, sin tomar en cuenta sus limitaciones de personal y recursos.

La disposición hubiera sido fácil de cumplir si, como se hizo en otros municipios, se hubiera cumplido con el plazo establecido hasta el tres de abril, para recibir las declaraciones. Pero la medicina habría salido más cara que la curación, porque entonces la Municipalidad hubiera tenido que ir, finca por finca, a hacer avalúos y establecer multas, para lo cual tampoco tiene personalidad que le sobre.

Rechazan veto

Anoche mismo, el Concejo rechazó el veto de la Alcaldía a un acuerdo que tomó dos semanas antes, en que suspendía la aplicación del Reglamento de la Municipalidad de Pérez Zeledón a la Ley de Licores.

El Reglamento imponía altas tasas a las patentes de licores, a lo cual los patentados se opusieron de manera terminante, bajo el argumento de que son desproporcionadas, irreales y propiciadora de una secuencia de quiebras.

Los ocho regidores presentes rechazaron el veto, al considerar que sí pueden mantener en suspenso la aplicación del Reglamento, hasta que la Sala Constitucional resuelva los recursos de amparo interpuestos contra diversos reglamentos similares.


1 mayo, 2013

Anúnciate Gratis