Ministerio Público allana la Municipalidad de Pérez Zeledón

Municipalidad de Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
l Ministerio Público allanó en la mañana de hoy, jueves 26 de junio de 2014, la Municipalidad de Pérez Zeledón, con el apoyo de agentes locales y especialistas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) enviados desde San José.

Todo el sector administrativo de la Municipalidad y la Secretaría del Concejo (excepto la plataforma de servicios y otras oficinas anexas) está cerrado al público y al personal administrativo. Solamente se mantienen en el interior las autoridades judiciales y algunos funcionarios -entre ellos la alcaldesa Vera Corrales- que se hacen responsables de suscribir el “entregado” de las computadoras y los documentos que están siendo secuestradas por las autoridades judiciales.

Hoy, los generaleños se encontraron con que la Municipalidad estaba cerrada.

Hoy, los generaleños se encontraron con que la Municipalidad estaba cerrada.

Si se ha preguntado que qué es lo que se está investigando, la pregunta debería ser replanteada a qué es lo que no se está investigando. Es el resultado de un proceso de investigación que realizan los tribunales de justicia, en torno a denuncias, contra denuncias, querellas, contra querellas, imputaciones y lamentos que el pueblo de alguna manera ha tenido que sufrir en las sesiones municipales durante los últimos años, informaron fuentes policiales.

Tanto fue el cántaro al agua, que se quebró. Tantas denuncias y berrinches estériles y exhibiciones teatrales que han llevado a diversas organizaciones sociales y empresariales a llamar, reiteradamente, la atención de la Municipalidad –básicamente del Concejo- y a los tribunales de justicia a intervenir.

Las autoridades locales están siendo apoyadas por el cuerpo anticorrupción de la Sección de Fraudes del OIJ y de la Fuerza Pública. Están secuestrando documentos y la diligencia podría prolongarse también por todo el día de mañana viernes.

Se ha venido denunciando la existencia de un fraude en el plebiscito que culminó con la destitución del alcalde Luis Mendieta, a pesar de que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) supervisó y avaló el proceso electoral; se acusa la existencia de una sociedad del mal, se acusa que hay corrupción, se acusa por todo, las más de las veces de manera generalizada.

Solamente están funcionando la plataforma de servicios y las ofinas anexas.

Solamente están funcionando la plataforma de servicios y las ofinas anexas.

El asunto es que se acusa una manipulación de las cifras electorales y de que los maletines con las papeletas fueron escondidos, para que no se descubriera el supuesto fraude.

La Municipalidad actual es, acaso, “la más famosa” de todos los tiempos, por la inoperancia del Concejo y la riña constante, originada en divergencias políticas que han degenerado en odios personales.

La falta de solvencia para cumplir con sus funciones trasciende los cuatro años que cumplió el Concejo en mayo y los tres de la Alcaldía, dividida en dos períodos: el año de Luis Mendieta y (tras el plebiscito) los dos años de Vera Violeta Corrales.

El primer año del actual Concejo fue una temporada muerta, porque, para obstaculizarle una segunda reelección, a la entonces alcaldesa Rosibel Ramos le bloquearon los proyectos. E segundo año también fue muerto, porque al alcalde Luis Mendieta –reacio a negociar con los regidores de oposición- también encontró una barrera infranqueable que le impidió ejercer el cargo para el que fue electo.


26 junio, 2014

Anúnciate Gratis