Más respaldo al tratamiento de desechos los tecnológicos

Desechos tecnológicos.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

U
n proyecto de tratamiento de desechos tecnológicos que involucra a las instituciones locales de Salud y a la empresa privada incluyó en la tarde de hoy, jueves seis de marzo de 2014, a la Corporación CoopeAgri, como uno de sus grandes proveedores.

La empresa cooperativa entregó a Probioti Soluciones Ambientales un primer lote de 2100 kilos de equipos tecnológicos, con lo que fortalece a la empresa generaleña dedicada al reciclaje y ahorra  pagos para el transporte y la disposición de los desechos, que eran entregados a una empresa del Valle Central.

Dos mil cien kilos de desechos tecnológicos para reciclaje.

Dos mil cien kilos de desechos tecnológicos para reciclaje.

El desembarque de los desechos estuvo provisto de un ambiente festivo y de formalidad, dada la trascendencia que tiene la correcta disposición de dispositivos que, de otra manera, podrían causar una contaminación de graves consecuencias al medio ambiente y a la salud de los seres humanos.

Los equipos fueron entregados por representantes de CoopeAgri a Bolívar Ureña, propietario de Probioti, en presencia de funcionarios de la Municipalidad de Pérez Zeledón y del Ministerio de Salud, entre ellos el propio director regional, doctor Gustavo Rodríguez.

A cambio, CoopeAgri recibió un certificado –así funcionan las empresas recicladoras autorizadas- que dice: “Este material será desensamblado y preparado para exportarlo a través de gestores autorizados , según la Ley de Gestión Integral de Desechos Tecnológicos de Costa Rica”.

Funcionarios del Sector Salud y Bolívar Ureña, hoy en Probioti.

Funcionarios del Sector Salud y Bolívar Ureña, hoy en Probioti.

Probioti cuenta con un centro de acopio en el barrio Laboratorio, en Daniel Flores de Pérez Zeledón, donde se les da a los desechos un tratamiento inicial. Se les sacan las piezas que son reutilizables y el resto se envía a plantas de tratamiento ubicadas en los Estados Unidos y Canadá, donde se recicla lo reciclable y se desecha lo demás.

De la labor que desarmar los artefactos viven dos familias, que se desempeñan con el conocimiento necesario y el adecuado asesoramiento. Y esto es fundamental para el sostenimiento económico de la empresa y para evitar que los artefactos, desmantelados, queden tirados a la intemperie, con las consabidas consecuencias para el medio ambiente.

Ureña explica que hay piezas, en estos desechos sólidos, que contienen fósforo, plomo y cadmio, elementos extremadamente contaminantes que llegan a las quebradas, los ríos y el mar y que pueden regresar, en los peces que los consumen, con grave perjuicio para la salud de las personas.

Certificado para las empresas que entregan sus desechos tecnológicos a una empresa autorizada.

Certificado para las empresas que entregan sus desechos tecnológicos a una empresa autorizada.

“Por favor no deseche las baterías de celular, las de foco o corrientes, las computadoras malas y sus componentes, televisores, equipo electrónico y eléctrico en general. No se echan a la basura, no se quiebran; se entregan como debe de ser, en forma responsable, para reciclar”, pide Ureña.

El proyecto de reciclaje de desechos tecnológicos ya tiene siete años y cuenta, entre sus aliados, con el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social, el Hospital Dr. Fernando Escalante Pradilla, la Universidad Latina, la Universidad Metropolitana Castro Carazo y la Universidad Internacional San Isidro Labrador.

Pero sigue faltando una disposición, en ese sentido, de la Municipalidad de Pérez Zeledón, como la entidad que tiene a su cargo la recolección de desechos y la responsabilidad de velar por la salud pública.


6 marzo, 2014

Anúnciate Gratis