MAG brinda una guía para la producción orgánica

Agricultura orgánica

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

C
ada día son más los habitantes de las ciudades que dedican espacio en los patios e interiores de sus casas a la producción de alimentos, tanto por la oportunidad de abaratar los costos de su alimentación como por el placer de cosechar y consumir hortalizas frescas.

Esa corriente de lo que ocurre en ciudades como Tokio y Londres, de la que es posible ver documentales noticiosos en la televisión e Internet, viene precedida por una tendencia naturalista, según la cual, los consumidores son cada vez más dados a preferir los alimentos orgánicos.

Ese regreso a los genuinos productos de la naturaleza también se observa en los mercados costarricenses; y en Pérez Zeledón, específicamente, hay una decena de productores que se dedica a las hortalizas orgánicas para la comercialización. Tienen toda una sección, en la Feria del Productor Generaleño.

Los productos orgánicos que llegan al mercado tienen la particularidad de que son certificados. De otros alimentos no siempre se sabe acerca de su procedencia ni las condiciones en que fueron producidos, como no sea que recibieron el refuerzo de los fertilizantes químicos.

La guía es gratuita. Puede solicitarla llamando al teléfono 8658-3536, con Mauricio Chacón, gerente del Programa Nacional de Agricultura Orgánica del MAG.


Los efectos benéficos de la producción orgánica han llevado al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) a respaldar la producción orgánica y, en ese sentido, produjo una guía sobre los procedimientos que deben seguir los agricultores en las labores culturales y la certificación, y la puso a su disposición gratuitamente.

Es un documento de 78 páginas, dirigido  a los agricultores orgánicos y a quienes estén interesados en incursionar en esta modalidad productiva. Viene  ilustrado y en lenguaje sencillo, apegado a la descripción original de la normativa orgánica, dice un comunicado del MAG.

La guía fue elaborada por Philippe Descamps, miembro de la Asociación Nacional de Agricultura Orgánica y, mediante su publicación, el MAG aspira a mejorar el conocimiento y facilitar el trabajo de los productores y asesores orgánicos de todo el país.

“Lo que busca esta guía práctica es ayudar a los productores y productoras a superar una de las limitaciones al crecimiento de la producción, como lo es la falta de apoyo para saber cómo aplicar y cumplir los requisitos de las normas de certificación orgánica”, dice Mauricio Chacón Navarro, Gerente del Programa Nacional de Agricultura Orgánica del MAG.

“La certificación orgánica garantiza que no se usen sustancias prohibidas en las parcelas, ni en los cultivos certificados.  Además, que la cosecha certificada no sufra  contaminación con sustancias prohibidas que vienen de fincas vecinas o de otras fuentes”, agregó  Chacón Navarro.

En la elaboración del documento participaron funcionarios del Programa de Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria de Producción Orgánica (PITTA-Orgánico) conformado por las universidades Nacional y de Costa Rica, la Cámara Nacional de Productores Orgánicos (Canapro), el Movimiento Nacional de Agricultura Orgánica (MAOCO), el Instituto de Investigación en Transferencia de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Instituto de Desarrollo Rural (Inder) y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y enseñanza (Catie).


12 abril, 2013

Anúnciate Gratis