Lo levantaron de las cenizas las artesanías de concha de coco

Ewdin Sequeira, artesano de Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
ntre las manualidades que más llaman la atención en las exposiciones artesanales, e invitan a regresar a casa con un recuerdo, están los derivados de la concha coco, por su textura, color y dureza. Y este atractivo es todavía mayor si la manualidad lleva grabado el nombre, el apellido, un pensamiento, una fecha…

Cuando recuperó la vista se encontró sin dinero y sin trabajo.

Cuando recuperó la vista se encontró sin dinero y sin trabajo.

No es de extrañar, entonces, que en una feria de emprendedores, un kiosco como el de Edwin Sequeira Zúñiga, vecino de Lomas de Cocorí –un barrio de San Isidro de El General- capte la mirada de los transeúntes, al punto de que se formen filas de potenciales clientes que se acercan para ver detalles y pedir precios.

Así es usual que ocurra con el stand de Edwin Sequeira, presidente de la Asociación de Artesanos de Lomas de Cocorí, un emprendedor que se levantó de las cenizas y que hoy, con sus artesanías, no solamente lleva el sustento diario a su familia, sino que lidera iniciativas para que otros lo sigan.

En el stand de Sequeira es posible encontrar bolsos, aretes, fajas, monederos, anillos y toda una larga lista de productos que salen de su imaginación y encuentran la forma en manos que se fueron especializando, al principio de una manera puramente experimental y después con la orientación de entidades como el Instituto Nacional de Aprendizaje, con cursos, por ejemplo, para diseños y prototipos.

La artesanía le permitió salir de una encrucijada muy difícil.

La artesanía le permitió salir de una encrucijada muy difícil.

Como en tantos otros casos de resaltar en el emprendedurismo, Edwin Sequeira se inició en las artesanías por necesidad. Hace seis años que, después de superar una temporada de tres meses en que estuvo casi ciego, fue recuperando la vista sólo para darse cuenta de que estaba sin dinero, prácticamente sin posibilidades de conseguir trabajo y entendido de que a su casa nadie le iba a llegar a ayudar.

La situación no podía estar más difícil, cuando le llegó la inspiración, un 24 de diciembre, en que tomó una concha de coco y, con recortes, le fue dando forma a un bolso. Luego vinieron los aretes, los brazaletes… y todas esas prendas, mayoritariamente abalorios, que tanto conquistan la atención de los transeúntes.

A Edwin Sequeira es fácil encontrarlo, porque está presente en muchas de las ferias que se celebran en Pérez Zeledón, la Región Brunca y el país. Así en la Feria del Queso como en la del Pejibaye; así en la Feria El Gustico Costarricense como en la Brunca Emprende; así en la plazoleta del parque de San Isidro de El General y en el Complejo Cultural como en el Mercado Municipal, participando y apoyando aquí la Semana Cívica de Rescate de Valores Patrios.

Y en esa actividad providencial, en la que afirma vivir un diario aprendizaje, Edwin Sequeira insta a los artesanos, y a todos los emprendedores, a que se instruyan, aprendan, participen, en la ruta hacia la superación.


20 septiembre, 2014

Anúnciate Gratis