Llegan muestras de respaldo a la huelga de los educadores

Desfile de educadores Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a Iglesia Católica, en la voz del obispo Gabriel Enrique Montero, y los taxistas de Pérez Zeledón, manifestaron hoy, viernes 16 de mayo de 2014, su respaldo al magisterio nacional, que se encuentra en huelga el lunes de la semana pasada.

El obispo de San Isidro de El General acudió en la mañana a la Casa Regional de la Asociación Nacional de Educadores Costarricenses (ANDE), en una sorpresiva visita sin previo aviso, como suele hacerlo en las más diversas actividades del quehacer generaleño.

Los taxistas se sumaron a la manifestación de los educadores.

Los taxistas se sumaron a la manifestación de los educadores.

Ayer lamentó que se esté dando la espalda a los trabajadores del campo y por las condiciones de pobreza en que están viviendo; hoy a los trabajadores de la educación, muchos de los cuales están cayendo en una severa crisis, por el atraso o las distorsiones en el pago de sus salarios.

A la manifestación de apoyo de fray Gabriel Enrique hoy también se sumó “la fuerza roja”, un significativo grupo de taxistas que acompañó a los educadores en un desfile por un trecho de la carretera interamericana, tras una reunión de solidaridad que sostuvieron con los educadores, también en la mañana.

Los taxistas aprovecharon el momento para manifestarse contra los piratas y contra la obligación impuesta a los transportistas del servicio público de llevar bústers hasta en los microbuses.

Bloqueo en el estratégico puente del Jilguero.

Bloqueo en el estratégico puente del Jilguero.

“El Estado debe garantizarle al concesionario el equilibrio entre la oferta y la demanda, con la ecuación financiera del contrato y una tarifa justa que permita su operatividad”, expresaban en uno de sus manifiestos, en relación con la piratería.

“Defendemos nuestros ingresos; nuestro salario. Exigimos sanciones al transporte ilegal de personas; a la piratería”, demandaban los taxistas.

Hoy, los educadores caminaron desde la Casa de Ande hasta el estratégico puente del río Jilguero, es decir, entre las salidas noroeste y sureste de la ciudad de San Isidro, donde se mantuvieron alrededor de una hora.

Las protestas de los educadores toman más fuerza.

Las protestas de los educadores toman más fuerza.

Fue una hora caótica –suficiente para dar una nueva campanada a rebato- porque las vías alternas para el ingreso y la salida de vehículos por hacia el sector sureste, son apenas trochas más o menos asfaltadas, que entran en un virtual colapso cuando se les utiliza en situaciones de emergencia.

El movimiento de los educadores crece. Se calcula que hoy desfilaron y se mantuvieron sobre el puente unos mil doscientos. Y también crecen las complicaciones en el Ministerio de Educación Pública (MEP), porque entre más tratan de encontrarle salida al problema más se les enreda la madeja.

Las manifestaciones reventaron porque varios centenares de educadores no habían recibido los salarios, algunos de ellos desde enero o febrero. Pero conforme han profundizado las nuevas autoridades del MEP en la búsqueda de la raíz del problema, han encontrado más y más defectos en los datos insertados al sistema.

Tras unos días de intenso trabajo descubrieron que había más de seis mil educadores que no estaban recibiendo el salario o lo estaban recibiendo parcialmente. Ayer trascendió que no son seis, ni ocho, sino trece mil los que están sufriendo las deficiencias del sistema de manejo de planillas.


16 mayo, 2014

Anúnciate Gratis