Las soluciones van llegando al Escalante Pradilla

Hospital Escalante Pradilla.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

A
 menos de un año de que las fuerzas vivas de Pérez Zeledón sonaron los clarines de ultimátum, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ha dado muestras claras de estar dando soluciones a las necesidades del Hospital Dr. Fernando Escalante Pradilla.

Dos gerentes de la CCSS, durante una de sus visitas a Pérez Zeledón.

Dos gerentes de la CCSS, durante una de sus visitas a Pérez Zeledón.

El viernes de la semana pasada –veinte de febrero de 2015- adjudicó la construcción de un edificio adecuado para atender en condiciones ideales los casos de emergencia; el mes pasado dispuso enviar a trece especialistas a los hospitales de la Región Brunca; y es cosa de días para que se anuncie la inauguración del tomógrafo del Escalante Pradilla.

También –y aunque es una solución lograda a lápiz y papel- los listados de citas médicas se redujeron a la mitad en espacio y papel, con la eliminación de los nombres de las personas que ya habían buscado soluciones en los servicios de medicina privada, las citas que se habían vuelto innecesarias y las de los fallecidos.

Queda pendiente la creación de diez (o por lo menos cinco) ebais, una solución que se ha postergado debido a los altos costos de alquiler (de hasta el doble de lo que puede pagar la Caja) de los edificios que reúnen las características necesarias para que funcionen equipos médicos.

La torre de emergencias será construida en la plaza, junto al Hospital.

La torre de emergencias será construida en la plaza, junto al Hospital.

Aquí, la Comisión que ha venido trabajando en la búsqueda de soluciones para el Hospital Escalante Pradilla, observa la oferta de ciertas asociaciones de desarrollo que están dispuestas a terrenos para la construcción de los edificios que se necesitan para los ebais.

Las soluciones se vienen dando desde que –coincidente con el inicio del gobierno de Luis Guillermo Solís- miembros de la Comisión advirtieron que si no encontraban respuestas favorables e inmediatas, iban a convocar al pueblo a manifestarse en las calles.

Era el grito desesperado de una comisión que integra a representantes de diversas organizaciones sociales (como la Unión de Productores Independientes y Actividades Varias, Upiav) y funcionarios institucionales, que venían tratando de encontrar soluciones durante años.

 

La población se duplicó, pero el Escalante Pradilla no crecía.

La población se duplicó, pero el Escalante Pradilla no crecía.

La demanda de servicios médicos en el Hospital Escalante Pradilla, que entró en funcionamiento en el gobierno de Daniel Oduber, se duplicó hace más de una década, pero el espacio, el personal y los equipos se mantuvieron estáticos.

Todo con el agravante de que el Escalante Pradilla es un hospital regional. Significa que se encarga de atender a los pacientes que, por falta de personal especializado y equipos, no pudieron atender en los otros hospitales del sur (Golfito, Corredores, Coto Brus y Corredores).

Pero esta reciente inyección de trece especialistas (once para los hospitales del sur y dos para el de Pérez Zeledón) deberá conducir a una reducción, de manera significativa, la cantidad de pacientes referidos al Escalante Pradilla.

La maqueta de lo que será la torre de emergencias del Escalante Pradilla.

La maqueta de lo que será la torre de emergencias del Escalante Pradilla. (CCSS).

El tomógrafo ya está listo (en un moderno edificio agregado al Hospital) y sólo falta que el personal asignado termine los estudios de capacitación que está realizando (aunque se esperaba la inauguración para el presente mes de febrero).

Y la torre de emergencias –un amplio edificio para:

  • Consulta ambulatoria
  • Áreas críticas
  • Observación
  • Inhaloterapia
  • Trauma
  • Cirugías menores
  • Área administrativa
  • Especialidades médicas: Medicina general –trauma

Entrará en funcionamiento –en teoría- a mediados de mayo de 2016. Los trabajos de construcción ya fueron adjudicados; la disposición de la Junta Directiva de la CCSS deberá publicarse en La Gaceta; y si no hay apelaciones, la empresa estaría iniciando los trabajos en abril o mayo, con un período de 60 semanas para la entrega del edificio.

Según informes de la Caja, “…la nueva edificación tendrá un costo cercano a los ¢6 mil millones e incluye el equipo básico (electromecánico del edificio), el equipo médico (baja, mediana y alta complejidad, indicado en el programa funcional) y también, mantenimiento del equipo médico, por uno o dos años.

 


23 febrero, 2015

Anúnciate Gratis