Las piedras sueltan chispas en la Municipalidad de Pérez Zeledón

Buena Vista.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
l tema que más ha desgastado a los regidores municipales de los últimos años –la basura- volvió a levantar un polvorín, anoche, durante una comparecencia del Grupo para la Reactivación de Pérez Zeledón, que sugiere el estudio de un proyecto para que la Municipalidad establezca un convenio con la empresa Pedregal.

Se trata de una modificación a propuesta de Pedregal para que la Municipalidad le ceda el derecho de utilizar una franja de la finca en que funcionó el Matadero, en el distrito Daniel Flores, para que transite su maquinaria. Necesita la servidumbre para poder utilizar una concesión para la explotación materiales de río, porque el acceso que tiene es muy angosto y, además, el paso de los vehículos y el polvo de los materiales causan daños a un proyecto conservacionista.

Todo un conflicto alrededor de la explotación de materiales de río.

Todo un conflicto alrededor de la explotación de materiales de río.

De acuerdo con los términos del convenio Pedregal se compromete a adoquinar la plazoleta del frente de la catedral de San Isidro de El General , acondicionar el edificio del matadero para que sirva de planta de transferencia de basura y darle mantenimiento a la finca, a cambio de que la Municipalidad le conceda el permiso, por el término de doce años.

Pero basta con que se presente alguien a hablar del proyecto, como ocurrió en la sesión de ayer, martes 13 de mayo de 2014, para que una buena parte de los regidores se pongan grifos, saquen las uñas, se hagan muecas y se desate una turbulencia de la que no sale bien librada ni “la prensa investigativa de este cantón”.

El tema que más horas ha mantenido ocupado al Concejo de Pérez Zeledón.

El tema que más horas ha mantenido ocupado al Concejo de Pérez Zeledón.

Están en juego diversos intereses, como el perjuicio que le causa el polvo a la empresa ecológica; la ilegalidad y la irracionalidad de ciertos artículos del contrato; el daño que se pueda causar a los habitantes de Pérez Zeledón por la indemnización que llegue a cobrar Pedregal sobre un lucro cesante “incalculable”, si la Municipalidad llega a rescindir el contrato unilateralmente… Hasta Quebradores del Sur –una amistosa empresa que encontraría en Pedregal su más fuerte competencia- es mencionada en el debate.

La propuesta de Pedregal es uno de dos proyectos aislados, de relevancia y trascendencia, que han sido considerados para resolver lo relacionado con la disposición de la basura, cuya desatención se extiende a décadas. Otro proyecto es el del establecimiento de una planta de tratamiento de la basura en una finca municipal ubicada en La Angostura que también ha encontrado las más diversas causas de oposición, entre ellas, que se estaría causando daño al medio ambiente: una laguna y una quebrada.

La basura de Pérez Zeledón está siendo trasladada hasta un relleno sanitario ubicado en los linderos del barrio marginal “La Carpio”, en el Valle Central, a un costo de alrededor 300 millones de colones durante el año. Con anterioridad, y por un precio similar, se le llevaba hasta Miramar de Montes de Oro, en la provincia de Puntarenas.

Se han concedido préstamos para solucionar el problema, se han retirado los préstamos, costó la cabeza a un alcalde...

Se han concedido préstamos para solucionar el problema, se han retirado los préstamos, costó la cabeza a un alcalde…

Pero ese costo de traslado es inferior al que gastaba la Municipalidad en el relleno sanitario de Lomas de Cocorí y el problema se vendría a resolver fácilmente, conforme lo exponen regidores como David Araya, quien estima que basta con construir un galerón con un planché de cemento y una laguna de oxidación para los lixiviados, en una de las tantas fincas con características idóneas que existen en Pérez Zeledón.

Araya, así como el regidor Manuel Alfaro, son los más fuertes opositores al proyecto de Pedregal. Argumentan razones legales. Anoche mismo, Alfaro se pronunció contra una moción de orden para que se diera espacio al Grupo para la Reactivación de Pérez Zeledón para que expusiera su punto de vista.

Alfaro justificó su voto negativo en que no le corresponde al Grupo para la Reactivación decirle a la Municipalidad qué es lo que tiene que hacer y en que es a la Municipalidad a la que le corresponde tomar las iniciativas y las decisiones. Otro de los tres votos negativos fue el de Geinier Alvarado.

El Grupo para la Reactivación de Pérez Zeledón, que aglutina a representantes de diversas organizaciones sindicales, cooperativas y empresariales, fue constituido para buscar soluciones a la peor crisis social económica y política que haya vivido el cantón en toda su historia, debido a lo cual hoy se encuentra ubicado en el renglón número 50 del Índice de Desarrollo Humano del mapa cantonal de Costa Rica.


14 mayo, 2014

Anúnciate Gratis