Lanamme ofrece respaldo para mejorar calles y puentes

Colosevi de Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

U
na propuesta del Laboratorio de Materiales y Modelos Estructurales  (Lanamme) de la Universidad de Costa Rica, para establecer un convenio con la Municipalidad de Pérez Zeledón, cayó de perlas a la Administración Municipal, necesitada de ayuda hasta la desesperación, en materia de caminos.

La oferta, presentada durante la sesión municipal de ayer, martes 10 de setiembre de 2013, por Josué Quesada Campos, es para que Lanamme analice los caminos y los puentes que hay en Pérez Zeledón, formular recomendaciones, darle seguimiento a su ejecución y brindarle una adecuada asesoría a la Unidad Técnica Municipal.

Un poquito de lastre, un poquito de "caldo de pollo".

Un poquito de lastre, un poquito de “caldo de pollo”.

Es, justamente, un “sueño” que ha tenido la Administración Municipal de Pérez Zeledón desde hace muchas navidades, no solo para sustentar en un conocimiento científico las recomendaciones que debe hacer a la Junta Vial Cantonal, sobre la reparación y construcción de caminos y puentes, sino también para comprobar –cuando la obra es ejecutada por una empresa privada- que no le están dando gato por liebre.

“Vea esta calle (despedazada)… tiene menos de un año”, decía un vecino del barrio Los Ángeles. “Vea este pedazo (en buen estado) y vea lo demás… lo regaló (el trecho en buen estado)  la empresa (xxx)”, decía otro vecino, a propósito de la calle del Aeropuerto. ¿Con cuáles estándares se construyen y reparan calles?

¿Cuántos kilómetros de caminos hay en Pérez Zeledón? Como 2.500, más o menos. ¿Cuántos en asfalto, cuántos en lastre y cuántos en tierra? ¿Cuántos en buen estado? ¿Cuáles son de mayor importancia? ¿Cuáles necesitan atención urgente?

En la foto de entrada, el Colosevi, en su reunión mensual, ayer en la Cámara de Comercio.


La Unidad Técnica de la Municipalidad es una dependencia que cuenta con un personal mínimo. En el último año de la administración de Rosibel Ramos se integró al equipo un ingeniero para que se ocupara de observar la calidad de los materiales, pero huelga decir que no se le dio un laboratorio que le permitiera hacer ensayos y pruebas.

De ahí que las prioridades se definan al mejor criterio de la Junta Vial Cantonal, la Comisión y el Concejo; y de ahí que haya calles que se que se deteriora en apenas unos pocos meses y calles lastradas con piedra de río que sale rodando cuando el agua de las lluvias lava el barro en que están sentadas.

Reparando el utilísimo puentecillo por su propia cuenta.

Reparando el utilísimo puentecillo por su propia cuenta.

A este problema de los caminos, por el que claman un día sí y otro también las más diversas comunidades de Pérez Zeledón, se suma la necesidad de trabajar en “como cuarenta” puentes, que hay por construir o por reparar con urgencia, según exponía anoche la alcaldesa Vera Corrales.

Las necesidades son cada vez mayores. A veces hay que buscar soluciones prácticas, como la decisión municipal de demoler el puente de hamaca que se dañó el martes de la semana pasada –durante la manifestación de los productores de frijoles- debido al sobrepeso.

A veces aparecen soluciones salvadoras, como la de Carlos Mata (dueño del hotel  Ruddy’s) de reparar el puente de hamaca por su propia cuenta; y como lo puede ser un convenio de la Municipalidad con Laname, de bajísimo costo si se le llegara a comparar con la asesoría de una empresa privada.


11 septiembre, 2013

Anúnciate Gratis