Musoc: por el agua de la lluvia se multiplican esfuerzos

Hasta los buses más nuevos están expuestos a filtraciones.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

A
unque la Musoc desarrolla un plan de mantenimiento preventivo sistemático y aunque se trate de un bus de las marcas más prestigiosas, recién salido de fábrica, aún existe la posibilidad de que el agua se filtre dentro de una unidad y cause molestias a los pasajeros.

Reparando, justamente, un empaque, para evitar la filtración del agua de la lluvia.

Reparando, justamente, un empaque, para evitar la filtración del agua de la lluvia.

En un caso como ese, lo que corresponde es corregir el daño inmediatamente y para hacerlo, la Musoc –la empresa de servicio de transporte colectivo entre San Isidro de El General y San José- cuenta con los talleres, los repuestos y el personal capacitado.

Y como es de suponer, también afronta la problemática del agua; esto lo tienen todas las empresas, afirmaba hoy Olivio Moya Rodríguez, responsable del taller de la empresa Gafeso, en respuesta a la publicación de unas fotografías que mostraban a unas pasajeras de la Musoc protegiéndose del agua que entraba por una gotera, las cuales fueron publicadas ayer en perezzeledon.net. La aclaración fue solicitada por Gilbert Fernández, en demanda del derecho de respuesta.

Olivio Moya, a cargo del mantenimiento de la flota.

Olivio Moya, a cargo del mantenimiento de la flota.

En ese sentido, Moya afirma que control sobre las filtraciones de agua es algo que se vive continuamente; que es una constante durante las temporadas de invierno, por las que la empresa desarrolla un plan de mantenimiento diario, en las carrocerías, los ventanales, los pisos…
Aun así, es algo que ocurre aún en las mejores y más modernas unidades: el bus en que se dieron las filtraciones, por las cuales fueron tomadas las fotografías, es un modelo 2010.

Pero el plan de mantenimiento también incluye una atención sistemática a los cambios de aceite, la revisión total (de frenos, suspensión, dirección…) en aplicación de un programa denominado M200.

Monitoreo total sobre los buses que se encuentran en circulación.

Monitoreo total sobre los buses que se encuentran en circulación.

Con esa labor constante –explica Moya- se trata de evitar esos varonazos, de los que no están exentos los buses de la Musoc, debido, por ejemplo, a un daño en una manguera de agua. Estas situaciones son mínimas, sin embargo, y cuando el chofer no puede reparar el daño (para lo cual, en principio, está debidamente preparado) se envía una unidad para sustituir a la que está varada, a la mayor brevedad posible.

La Musoc cuenta con una flota de 22 unidades. En los días de menor tránsito de pasajeros, las que se mantienen en carretera son dieciséis; pero cuando la situación amerita, a las 22 se les refuerza con otras dos, informa el encargado del taller de Gafeso.

Algunos estantes de repuestos para el mantenimiento de los buses.

Algunos estantes de repuestos para el mantenimiento de los buses.

Por lo demás, agrega Moya, la Musoc hace lo posible por brindar el servicio más efectivo y agradable para los pasajeros, con un equipo de conductores capacitados (es una política de la empresa) mediante tres cursos indispensables de trato al usuario, mecánica preventiva y la Ley 7600.

Más adelante, Moya y el propio Gilbert Fernández, mostraron al personal de PerezZeledon.Net el stock de repuestos dispuestos para trabajar en el mantenimiento diario de los buses y una sala de monitoreo que le permite mantener un control por absoluto sobre lo que ocurre dentro y fuera de cada unidad en circulación, así el trato y los movimientos de los choferes como la velocidad a la que viaja cada bus, la marcha, los vehículos que se topa o que adelantan, etc.

Los servicios sanitarios

Entre las quejas frecuentes, que son tratadas con más vehemencia por los usuarios de la Musoc, está el cobro por el uso de los servicios sanitarios. Consideran que es una actitud empresarial desagradable a la vista y que el servicio debería estar incluido en el costo del tiquete.

Gilbert Fernández responde que el cobro por el uso de los servicios es necesario, para poderles dar mantenimiento y para que contribuya a cubrir los costos de inversión en los servicios.

Hay que tener personal que los mantenga permanentemente limpios y que se ocupe de evitar que alguien pueda ingresar y llevarse papeleras, papel e instrumentos de limpieza.

Afirma que, al cobrar por el servicio, no está haciendo algo diferente a lo que se hace en otras empresas de buses o en un mercado (público, municipal) como el de Pérez Zeledón.

Solo estima posible la suspención del cobro por el servicio en el momento en que las autoridades correspondientes incluyan dentro del costo del boleto un rubro -aunque sea mínimo- como parte del servicio que brinda la empresa.

 En el audio, Carlos Monge y Fabián Vargas, de PerezZeledon.Net, conversan con Olivio Moya, encargado del taller de Gafeso.

[soundcloud url=”https://api.soundcloud.com/tracks/169074783″ params=”color=ff5500&auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false” width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]


23 septiembre, 2014

Anúnciate Gratis