Invitan a bienhechores a ayudar en la administración de justicia

El Juez de Tránsito, Gustavo Barrantes.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
l Poder Judicial inició en Pérez Zeledón un proceso de selección de filántropos comunales, para que ayuden en el proceso de aplicación de justicia, un proyecto con tintes mitológicos que, sin embargo, ha resultado ser efectivo.

La participación de facillitadores judiciales ha reducido el trabajo de los jueces en otros sectores del país.

La participación de facillitadores judiciales ha reducido el trabajo de los jueces en otros sectores del país.

Estos personajes han de tener una comprobada honestidad y espíritu de servicio; no pueden ser abogados (para que no haya conflicto de intereses); ni ejercer cargos políticos o partidarios, ni ser miembros de cuerpos de seguridad públicos o privados; ni ser líderes religiosos, ni estar siquiera en asociaciones de desarrollo o comités de vecinos y, además, deberán trabajar a título gratuito.

Y, sin embargo, los hay. Funcionarios del Poder Judicial y de la Organización de Estados Americanos (OEA) que trabajan, también a título gratuito, en la conformación del Servicio Nacional de Facilitadores Judiciales “Luis Paulino Mora Mora”, afirman que hay más de 8.400 facilitadores en Latinoamérica y que en unos pocos cantones de la zona norte de Costa Rica, ya cuentan con el apoyo de 156 personas.

Los deberes de un facilitador.

Los deberes de un facilitador.

A cambio, los facilitadores judiciales se vienen a convertir en verdaderos líderes, benefactores de la comunidad, aunque no cuenten con títulos académicos. Basta con que sepan leer y escribir, sean mayores de edad y tengan el apoyo de la comunidad donde viven.

Su misión consiste en ayudar a resolver conflictos entre vecinos, de manera amigable, o informarles sobre los trámites y procedimientos que deben seguir, en caso de que deban recurrir a los tribunales de justicia.

También tendrán la responsabilidad de asesorar o acompañar a las personas en la realización sus trámites judiciales, organizar charlas sobre temas relacionados con la justicia y en relación con su comunidad y coordinar sus labores, en caso específico de Pérez Zeledón, con el Juez de Tránsito, Gustavo Barrantes, o con la jueza de Contravenciones, Luz Marina Fernández.

Funcionarios del Poder Judicial y la OEA informan sobre el SNFJ, en Pérez Zeledón.

Funcionarios del Poder Judicial y la OEA informan sobre el SNFJ, en Pérez Zeledón.

De esa manera –explica Barrantes- si no se puede encontrar una solución en la propia comunidad, sin recurrir a los tribunales de justicia, las personas que se sientan perjudicadas sabrán en cuál dependencia judicial deben presentarse y cuáles papeles deben llevar, para que eviten gastos y pérdida de tiempo innecesariamente.

La experiencia ha permitido –afirman representantes del Servicio Nacional de Facilitadores- reducir la labor que se realiza en los tribunales de justicia en aproximadamente un 20 por ciento, un descenso significativo de trabajo, que viene a favorecer el principio de la aplicación de justicia de una manera pronta y cumplida.

Este es un servicio que viene brindando y extendiendo el Poder Judicial por el país, con el apoyo de la OEA. En Costa Rica funciona mediante la Comisión Nacional para el Mejoramiento de la Administración de Justicia (Conamaj) y su Programa de Participación Ciudadana.

En Pérez Zeledón, los jueces Barrantes y Fernández, además de Wendy Beita y Silvia Medrano, administradora de los tribunales de Pérez Zeledón y representante de la OEA, respectivamente, ya estuvieron en comunidades de Pejibaye y San Pedro y seguirán visitando otros muchos pueblos con poblaciones significativas, en la búsqueda de facilitadores de la justicia.


23 octubre, 2014

Anúnciate Gratis