Icafé atenderá a los caficultores en el centro de San Isidro

Icafé abrirá oficina en la Upiav.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a Dirección Regional del Instituto del Café de Costa Rica (Icafé) habilitará una oficina en la sede de la Unión de Trabajadores Independientes y Actividades Varias (Upiav), para facilitar el acceso de los caficultores a los servicios de la institución.

La oficina funcionará de manera experimental los días viernes, entre las ocho de la mañana y las 3:30 de la tarde a partir del próximo 30 de enero, con el interés principal de brindar apoyo a los cafetaleros durante de previo al próximo período de desembolsos de los créditos destinados por el Estado a la reactivación cafetalera, especificó Luis Román Chacón, secretario general de la Upiav.

Los cafetaleros ahora trabajan en la recuperación de sus cafetales.

Los cafetaleros ahora trabajan en la recuperación de sus cafetales.

Este servicio, al cual será asignado un funcionario del Icafé, debería ser recibido con beneplácito por los agricultores, porque podrán realizar sus trámites en la ciudad, sin necesidad de desplazarse hasta la sede de la Dirección Regional, ubicada en La Bonita, un barrio alejado del centro de San Isidro y con facilidades de transporte limitadas.

La  apertura de la oficina se produce en las cercanías del período contemplado para el segundo desembolso de créditos para la rehabilitación de cafetales afectados por la roya del cafeto y para la sustitución de los que desaparecieron por causa de la enfermedad.

En Pérez Zeledón, miles de familias dependientes de la producción cafetalera sufrieron el embate de la roya, que causó estragos en el año 2012. Tanta fue la destrucción que el Gobierno de entonces se vio precisado a decretar un estado de emergencia fitosanitaria que incluyó partidas para la subsistencia de los productores.

Las filas de caficultores que fueron a recibir un bono de asistencia fueron una muestra de las necesidades por las que pasaron.

Las filas de caficultores que fueron a recibir un bono de asistencia fueron una muestra de las necesidades por las que pasaron.

También fue creado un fondo en fideicomiso para otorgar créditos a los productores, para que pudieran rehabilitar los cafetales. Esta epidemia causó severos daños a la producción cafetalera de varios países centroamericanos y también en República Dominicana; pero los sectores que la sufrieron con mayor intensidad fueron los cantones de Pérez Zeledón y Coto Brus.

Los desembolsos de los créditos llegan en momentos en que una comisión integrada por funcionarios de diversas instituciones públicas, representantes de organizaciones sociales y personeros de los beneficios investigan el aparente desvío de fondos dado por algunos beneficiarios a los dineros que recibieron en préstamo.

Ha trascendido que algunos de ellos habrían utilizado los fondos para comprar carro o motocicleta, nada malo si se quiere que los agricultores mejoren sus condiciones sociales y económicas, pero a contrapelo de una ley emitida con el objetivo de rehabilitar los cafetales afectados por la roya.


26 enero, 2015

Anúnciate Gratis