Hoy, los niños toman San Isidro en caballitos de palo

Ovejas. Fiestas patronales en San Isidro de El General.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

L
os niños desfilarán por las calles céntricas de la ciudad, a partir de las nueve de la mañana de hoy, sábado 16 de mayo de 2015, en una de las novedosas actividades incorporadas a las celebraciones parroquiales de San Isidro Labrador.

Novedosa, porque durante las fiestas parroquiales del santo patrono de San Isidro de El General –ciudad cabecera del cantón de Pérez Zeledón- se está dando una participación especial a los niños generaleños.

Viajar en carreta: uno de los placeres que se siguen recordando a lo largo de la vida.

Viajar en carreta: uno de los placeres que se siguen recordando a lo largo de la vida.

El sábado anterior, habían abarrotado la catedral, tras un desfile en que también tuvieron la oportunidad de entregar abarrotes en “El Mercadito”, un almacén abastecido con productos donados, con el fin de recaudar fondos para la parroquia.

Parte del dinero que se recaude durante las presentes fiestas parroquiales será destinada a la compra de equipos para mejorar el sonido, dentro de una catedral/parroquia en que la acústica ha sido deficitaria, por su gran tamaño y sus características arquitectónicas.

La participación infantil –que hoy debería ser masiva, si se parte de que recibirán como premio algodón de azúcar, rifas y la oportunidad de subir a los carruseles gratuitamente- es una de las innovaciones que se han apreciado durante las fiestas parroquiales de San Isidro.

Entre los atractivos se puede apreciar una colección de fotos del recuerdo. Aquí, don Julio Durán, un pionero.

Entre los atractivos se puede apreciar una colección de fotos del recuerdo. Aquí, don Julio Durán, un pionero.

Los jóvenes sacerdotes han imprimido una dinámica diferente a las fiestas parroquiales y, en un día como ayer, durante el tradicional desfile de boyeros, tanto era posible ver a Luis Picado, el cura párroco, rifando una montura que le habían regalado, como al padre Rodrigo subido en una máquina de bomberos esparciendo generosamente agua bendita, ya no como antes (con una ramita), sino con una manguera.

Las novedades han sido notables y, entre ellas, un complemento musical que ha contribuido a reanimar una tradición –las celebraciones del Santo Patrón- que se remonta a los primeros años del siglo pasado, cuando (eran tiempos en que la ropa era escasa y, de toda manera, no había dinero para comprarla) los generaleños esperaban el 15 de mayo con emociones desbordantes, para estrenar vestido.

Ayer participaron sesenta boyeros, en devota procesión que comenzó en el complejo polideportivo de Pérez Zeledón y culminó con la bendición, en el costado norte de la catedral. Agricultores que tienen decenas de años de participar en el desfile; yuntas de bueyes que enorgullecen a las familias agricultoras; carretas atestadas de niños; niños que no se cambian por nadie, guiando bueycitos jóvenes o yuntas de terneritos…

Sesenta carretas, casi todas procedentes de comunidades alejadas.

Sesenta carretas, casi todas procedentes de comunidades alejadas.

Hoy, el tope en caballitos de palo; pero las celebraciones todavía no terminan. Para mañana, domingo, (10:30 de la mañana) está programado el gran desfile de maquinaria agrícola y bandas, la bendición de la tierra, las semillas, las mascotas y, entre otros, también de vehículos modificados

A partir del mediodía será la subasta de animalitos (un caballo, reses, especies menores…); y, en la noche (7:00 p.m.) un concierto con Los Hicsos, para viejos, pero a los que también pueden asistir los jóvenes de corazón romántico.


16 mayo, 2015

Anúnciate Gratis