Generaleñas que hacen realidad los cuentos de hadas

Lumbrera Eventos.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

T
anto en la historia como en la literatura, los seres humanos han querido registrar los grandes acontecimientos con grandes ceremonias; y en Pérez Zeledón, lejos de darse una excepción, los generaleños también han procurado celebrar bodas para el recuerdo.

Así en las Bodas de Caná, donde Jesús convirtió el agua en vino; así en las Bodas de Camacho, donde Sancho Panza disfrutó la más ilimitada abundancia durante toda una semana; y así en bodas históricas en el trapiche de Joaquín Barrantes o en la de Antonio Ríos, en la por entonces remota comunidad de Santa Rosa.

Hilda Cedeño: Abriéndose camino en la zona sur.

Hilda Cedeño: Abriéndose camino en la zona sur.

Pero hoy, además de abundancia y buena música, los habitantes de Pérez Zeledón y toda la Región Brunca pueden agregar un contenido de ensueño, con el apoyo de una empresa netamente generaleña que, como lo dice en su publicidad, puede hacer sus sueños una realidad.

La empresa se llama Lumbrera Eventos y es propiedad de una emprendedora generaleña de cepa, Hilda Cedeño, con capacidad para satisfacer las demandas más exigentes. Hilda Cedeño es planificadora de bodas y decoradora certificada y, además, cuenta con estudios de contabilidad y planificación que le permiten ayudar a los interesados a celebrar sus celebraciones ajustándose a sus presupuestos.

La empresa está presente en Pérez Zeledón, San José, Quepos, Golfito y Ciudad Neily y está dando los primeros pasos para incursionar en el mercado de Coto Brus. La Región Brunca, en general, es un mercado que no está bien explotado, considera doña Hilda.

Lumbrera Eventos está equipada con lo necesario para convertir una boda en un sueño de hadas; y cuando las exigencias sobrepasan las posibilidades inmediatas, cuenta con proveedores que sí las tienen o las pueden conseguir. Es el caso –menciona doña Hilda- de una boda celebrada en el Hotel Herradura, en que se le solicitaron peonias, una variedad de flores que no hay en el país y que, en el caso particular, fueron importadas desde los Estados Unidos y República Dominicana.

Todo para hacer de una boda un cuento de hadas.

Todo para hacer de una boda un cuento de hadas.

Tiene la cristalería, la mantelería y el menaje de decoración necesarios para el alto presupuesto; pero si un cliente opta por combinar cristales con acrílicos, por limitaciones económicas, también está dentro de las posibilidades. La empresa le ayuda; va formando la idea con base en el dinero disponible, desde la organización y la planeación hasta la ejecución del evento.

Pérez Zeledón, en particular, es un lugar de gente exigente que, además (ahora con las facilidades de la comunicación virtual) conoce acerca de las tendencias internacionales. La gente quiere las mejores marcas. Y Lumbrera Eventos está en capacidad, como lo ha hecho, de organizar celebraciones tanto en la zona sur como en lugares tan selectos como Pueblo Antiguo y el Hotel Herradura.

Es una empresa que se viene abriendo camino en la Región, vendiendo un concepto, haciendo realidades los cuentos de hadas, para el registro de grandes acontecimientos, ajustado al presupuesto de cada persona interesada, expresa doña Hilda Cedeño.


30 septiembre, 2014

Anúnciate Gratis