Generaleñas celebran su día con limitada condición ventajosa

Artesanas Día de la Mujer.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

E
l Día Internacional de la Mujer, que se está celebrando hoy, en Pérez Zeledón, encuentra a las generaleñas en una condición ventajosa, si se les compara con las otras áreas del país y del mundo, pero aún distante de una verdadera igualdad y equidad de género.

Artesanas Día de la Mujer.

Artesanas Día de la Mujer.

Si se da una condición ventajosa relativa es por la labor que viene realizando la Casa de la Mujer Generaleña, con el apoyo de diversas instituciones públicas, como el Instituto Nacional de la Mujer (Inamu), el Instituto Mixto de Ayuda Social (Imas) y el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Ha logrado, la Casa de la Mujer, brindar asistencia a cientos de mujeres, en los campos de la psicología, la educación, la formación como madres, la instrucción para que conozcan diversos oficios y, fundamentalmente, para que exijan el cumplimiento  de sus derechos.

Pero en un día como hoy, sábado nueve de marzo de 2014, aflora una contradicción entre los esfuerzos gubernamentales locales recargados hacia la teoría y las soluciones reales, acerca de la igualdad real de género. Parte de las celebraciones de hoy consiste en una exposición y venta de artesanías, manufacturadas mayoritariamente por mujeres que llegan a respaldar el evento, pero que siguen sin un punto de venta que les respalde sus esfuerzos.

Líderes de la Casa de la Mujer, ante el Concejo de Pérez Zeledón.

Líderes de la Casa de la Mujer, ante el Concejo de Pérez Zeledón.

A las actividades culturales que se están celebrando en el parque de San Isidro de El General se suma una exposición y venta de artesanías que aglutina a por lo menos un centenar de artesanas: la Asociación de Artesanos de Cocorí, la Asociación de Artesanos del Sur… Gentes que legaron desde Rivas, Platanares, San Pedro, San Ramón…

Todas son organizaciones integradas por personas –la inmensa mayoría mujeres, valga la reiteración- que trabajan para reforzar los ingresos familiares, cuando no para sostener íntegramente sus hogares.

Acuden, atentas, a ferias y celebraciones.

Acuden, atentas, a ferias y celebraciones.

Acuden cuando las llaman para una celebración, pero no cuentan con un espacio fijo a donde lleguen los potenciales clientes a ver, hacer cálculos y regresar la próxima semana con dinero, a pesar de los reiterados llamados de los líderes artesanales para que les asignen un lugar, con costos razonables. Por sus propios medios –y en esto hay una coincidencia entre la mayoría de las artesanas- no están en capacidad para tomar un local viable en arrendamiento.

Las condiciones en que se desenvuelven las artesanas permiten visualizar una situación que viven las mujeres costarricenses y que se ejemplifica con el trabajo asalariado: en igualdad de condiciones, una mujer gana, como promedio, tres cuartas partes de lo que recibe un hombre.

Cubaces, desgranados ayer en Herradura de Rivas.

Cubaces, desgranados ayer en Herradura de Rivas.

Aun así, el apoyo que reciben de la Casa de la Mujer es significativo. Mariela Víquez, presidenta de la Asociación Casa de la Mujer Generaleña, informaba el martes de la presente semana al Concejo de Pérez Zeledón, que en el término de dos meses han brindado jornadas de sicoterapia grupal a 150 mujeres; que hay ochenta preparándose para obtener el diploma escolar; cuarenta capacitándose en cómputo… y hay más de trescientas solicitudes de mujeres en espera de cursos de capacitación en diversas áreas productivas.

Toda esta dinámica, que también suma al apoyo institucional la ayuda que brinda un equipo de voluntarios, a la Casa de la Mujer, se desenvuelve en un proceso que habrá de conducir, hacia noviembre del presente año, en la definición de una Política Cantonal de Género, que la Municipalidad de Pérez Zeledón –así como corresponde a todas las municipalidades del país- deberá adoptar, por un compromiso adoptado por Costa Rica ante la Organización las Naciones Unidas.


8 marzo, 2014

Anúnciate Gratis