En Pérez Zeledón es apremiante instalación de cámaras de vigilancia

Policía de Tránsito, Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
os jefes locales del Organismo de Investigación Judicial y el Ministerio Público apremian a la Municipalidad de Pérez Zeledón para que instale cámaras de vigilancia en las tres carreteras de ingreso a San Isidro de El General.

El jefe del OIJ (centro) se muestra inquieto por el arribo de gente procedente de barrios marginales.

El jefe del OIJ (centro) se muestra inquieto por el arribo de gente procedente de barrios marginales.

Advierten que Pérez Zeledón –de la misma manera que ocurre en otros cantones del país- son afectados por delincuentes foráneos, que ingresan, cometen los delitos y escapan, y que las cámaras de vigilancia son instrumentos ideales para establecer un control sobre ellos y sacarlos del juego.

Edgar Ramírez Villalobos, jefe interino de la oficina del Ministerio Público en Pérez Zeledón, es específico en afirmar que en Grecia, Zarcero y la zona norte del país, las cámaras de vigilancia se han convertido en herramientas de mucha importancia, en los esfuerzos policiales por enfrentar la delincuencia.

En tanto que Randy Trejos Morales, jefe de la delegación del OIJ en Pérez Zeledón, recuerda que hace cuatro años, la Municipalidad había dispuesto una partida de cincuenta millones de colones para iniciar un proyecto de instalación de cámaras de vigilancia.

"Todo el mundo" habla de la inseguridad, pero pocos acuden cuando se les llama.

“Todo el mundo” habla de la inseguridad, pero pocos acuden cuando se les llama.

Ambos coinciden en que Pérez Zeledón, aunque sigue siendo una comunidad apacible si se le compara con los restantes cantones del país, ahora enfrenta varios factores que amenazan con perderlo: una población flotante o no registrada de varias decenas de miles de personas; inmigrantes que proceden de barrios marginales del Valle Central y la zona atlántica; y tres carreteras de acceso con una vigilancia entre nula y limitada.

… y una situación social agobiante, si se parte de que las universidades están produciendo profesionales en serie, con el inconveniente de que no hay fuentes de trabajo.

Ramírez y Trejos citan que, en la batalla contra el hampa, son muchas y diversas las dificultades que encuentran los cuerpos de seguridad preventivos y represivos, entre los cuales citan –por ejemplo- que los testigos no quieren comprometerse, por miedo; que, aunque los cuerpos policiales cuentan con mejores vehículos, los equipos humanos no reciben refuerzos; y que, por disposición de la ley, ahora tanto tienen que investigar un asalto o un homicidio como un hurto de chayotes o chompipes.

En otros pueblos, las cámaras de vigilancia han resultado muy efectivas.

En otros pueblos, las cámaras de vigilancia han resultado muy efectivas.

Frente a este fenómeno cada vez más complejo, son coincidentes en advertir sobre la necesidad de que la Municipalidad contribuya retomando el proyecto de instalación de cámaras en las carreteras (hacia el sur, hacia el norte y hacia el litoral) y en los puntos neurálgicos de la ciudad. (Este proyecto fue desplazado para cubrir los gastos de traslado de la basura, primero hasta Miramar de Montes de Oro y después hasta el Valle Central).

También se refirieron a la importancia de que la Municipalidad cree un cuerpo de policía, para que refuerce a las otras fuerzas policiales.

Estos planteamientos fueron expresados por Trejos y Ramírez durante un foro convocado por el Concejo de Pérez Zeledón, para el viernes de la semana pasada (21 de noviembre de 2014) en el auditorio Profesor Alfonso Quesada Hidalgo, de San Isidro de El General, al que no asistieron más que la presidenta municipal, María Esther Madriz, el regidor Wilberth Ureña y doce particulares (ni uno más) interesados en el tema.


24 noviembre, 2014

Anúnciate Gratis