El puente del Polideportivo no se libró de un atraso más

Puente Polideportivo

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

A inicios de enero de 2013, mes que terminó justamente a la media noche de ayer, se publicó una información que decía que si todo transcurría de la manera prevista, el puente del Polideportivo de Pérez Zeledón estaría listo antes de que comenzara febrero.

Pero, como era de prever, no ocurrió de la manera prevista y el ingreso al Polideportivo seguirá siendo a pie por el viejo puente, agachado desde que el río San Isidro, crecido por efectos del huracán Thomas, le socavó las bases en noviembre de 1910.

El atraso no se debió, sin embargo, a ningún recurso de revisión, apelación o salacuartazo, sino a que hubo atrasos imprevistos en la compra de madera para las formaletas. Ahora sí, con melina, por escasez de ceibo o mayo, ya no tardan en iniciarse la chorrea y los detalles finales de la obra; pero es mejor sin proyecciones, para evitar faltas expectativas.

La construcción del nuevo puente ha sido un proceso largo, afectado por dos causas principales: un largo período de disputas entre políticos que impidió cualquier tipo de entendimiento entre el Concejo y la Administración y el inconveniente de tener que transportar la basura hasta Miramar de Montes de Oro, a un alto costo y en sacrificio del exiguo presupuesto municipal.

El puente del Polideportivo ha repercutido en el quehacer de las administraciones de Rosibel Ramos, Luis Mendieta y Vera Corrales aunque ésta, ahora con el respaldo de una mayoría en el Concejo, ha podido desenvolverse  más libremente y ejecutar, en consecuencia, diversos proyectos.

En el caso específico, la alcaldesa Corrales reforzó a inicios de enero la cuadrilla que venía trabajando en el puente con otros funcionarios que estuvieron en proyectos terminados al finalizar el año pasado.

Una vez que esté finalizado el puente, la Municipalidad deberá resolver otro detalle: el nivel del puente fue elevado ochenta centímetros (para alejarlo más de una eventual crecida del río) y habrá que rellenar los ingresos.

Del lado del Polideportivo no hay problema, porque existe suficiente espacio para el relleno; pero del lado del barrio Las Américas hay calles que convergen en la entrada el puente y habrá que elevarles el nivel.


1 febrero, 2013

Anúnciate Gratis