El pecado de gastar… Nociones básicas para la deducibilidad de los gastos en los impuestos.

El pecado de gastar… Nociones básicas para la deducibilidad de los gastos en los impuestos.

En esta oportunidad, nos planteamos un tema bastante controversial como lo es la deducción de gastos en el impuesto de utilidades. Precisamente, el artículo 7 de la Ley del Impuesto sobre la Renta puntualiza una importante limitación para deducir gastos en el impuesto mencionado: …La renta neta es el resultado de deducir de la renta bruta los costos y gastos útiles, necesarios y pertinentes para producir la utilidad o beneficio…

Es decir, el impuesto a las utilidades de una empresa o persona física se calcula partiendo del monto de los ingresos (renta bruta) por las actividades lucrativas, a los que se les resta o descuenta el monto por los gastos que son deducibles con el fin de obtener la utilidad del periodo o ejercicio fiscal correspondiente. Para saber si procede la deducción o no de un gasto debemos de tomar en cuenta los artículos 7, 8 y 9 de la ley antes mencionada.

El artículo 7 mencionado, primero establece el concepto de la renta neta, como se apunto en el primer párrafo, de ahí que se pueden distinguir requisitos importantes que aseguran la deducción o no de los gastos:

Requisitos Formales: todo documento aceptable que sirva de respaldo de los gastos, que estén debidamente registrados en la contabilidad.

Requisitos Sustanciales: es decir, se trata de la vinculación o del nexo que exista entre el gasto y el ingreso, además de que deben ser útiles, necesarios y pertinentes.

Por otra parte, analizando los artículos 8 y 9, de igual manera establece otros requisitos que se deben de tomar en cuenta para proceder con la deducción de otros gastos.

Por ejemplo, un gasto muy litigioso es el de los salarios, los cuales la norma establece que para que proceda la deducción debe haberse cumplido con la obligación de retener y pagar el impuesto que el legislador estableció en el impuesto al salario, es decir, fijado en otras disposiciones de la ley en mención. Del mismo modo para este gasto se establece otro requisito importante, el necesario cumplimiento del régimen de cotización de la Caja Costarricense de Seguro Social en otras palabras que todo salario debe de estar en planilla.

Igualmente encontramos gastos que su deducibilidad depende de factores cuantitativos por ejemplo los intereses, es decir, todos aquellos intereses que se generen por tasas excesivas en el mercado. Además encontramos aquellos gastos que encuentran su límite en el principio de territorialidad que rige en nuestro sistema como los son los que se incurren en el extranjero.

Para finalizar, existe una controversia si la lista de gastos que se encuentra definida en el artículo 8 de la Ley de Renta es cerrada o taxativa, comento que en una forma positiva para los contribuyentes, el Tribunal Fiscal Administrativo ha ampliado los criterios sobre la deducibilidad de los gastos lo cual se acerca más al principio de realidad económica al reconocer la deducción de algunos gastos aunque no los cobije las disposiciones del articulo 8 siempre que se cumpla la utilidad, necesidad y pertinencia del mismo. Así que no “pequemos” en el gasto improcedente , ni caigamos en el gasto excesivo, ya que la Administración Tributara nos podría sorprender con el rechazo de los mismos y practicar ajustes en el impuesto de las utilidades que podrían generar salidas de dinero importante para nuestras empresas.

MSc. Ariel Castro Meléndez
Máster en Asesoría Fiscal
Miembro del Instituto Costarricense de Estudios Fiscales

CR Asesores


21 febrero, 2013

Anúnciate Gratis