El circo levanta la autoestima y amplía los horizontes

Efraín Leiva.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a oportunidad de formar parte de un circo ha abierto horizontes inesperados  a un grupo de jóvenes de los barrios Lomas de Cocorí, Baidambú y Tierra Prometida, en Pérez Zeledón.

Frente al Palacio de las Artes, en México.

Frente al Palacio de las Artes, en México.

Más allá del propósito fundamental del proyecto “Circo FantazzTico”, creado por la Asociación Vida Nueva, de brindar a los jóvenes alternativas que contribuyan al mejoramiento de su autoestima, les está dando la oportunidad de presentarse en escenarios  vedados para la inmensa mayoría de los estudiantes de escuelas y colegios.

Hacen presentaciones frecuentes a lo ancho y largo de Costa Rica, a veces como parte de actividades colectivas, como el Festival Estudiantil de las Artes (FEA) y a veces con programación independiente, como lo harán el 16 de agosto de 2013 próximo, en el auditorio del Complejo Cultural, donde –con una interpretación teatral que también incluye malabares y acrobacias- representarán una obra de Calufa (Carlos Luis Fallas) que contiene las aventuras de Marcos Ramírez.

Habilidad y arrojo.

Habilidad y arrojo.

Pero también han tenido la oportunidad de desplazarse por Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala y México y, como si fuera poco, realizarán una gira de mes y medio participando en escenarios de diversos países europeos, muy posiblemente acompañados por Gerhard Puercher, el alemán que fundó el circo en Pérez Zeledón  –en 2002- como parte de su trabajo comunal que le sirvió para alcanzar un grado académico.

El grupo está formado por catorce jóvenes, hombres y mujeres, y entre ellos está Efraín Leiva Vargas, un estudiante de sétimo año del Liceo Jerusalén. En el grupo demostró una sorprendente habilidad como acróbata y malabarista; y tanto es bueno en malabares con pelotas y bolos, como en los saltos mortales de lado, hacia atrás sin manos, con giro, revesillo con giro, tijeras, resorte… Y también es bueno en el teatro y la pintura.

Sus padres lo alientan a participar en el programa, con la recomendación especial de que no abandone sus estudios. Es el ideal para una familia que vive en un barrio tradicionalmente considerado como propenso a la marginación y el riesgo social.

Ahora, Efraín va para Europa; es decir, los muchachos del Circo FantazzTico van para Europa, a disfrutar un periplo de mes y medio –en setiembre y octubre- parecido al que realizó un grupo de niños y jóvenes en 2007, por Austria, Alemania, Suiza y Francia. Doce miembros del grupo son colegiales; los otros dos están en la Universidad.

Las habilidades son sorprendentes.

Las habilidades son sorprendentes.

Ya tienen todos los permisos (del Patronato Nacional de la Infancia, de sus padres, de los colegios) y los tiquetes que les permitirán desplazarse a través del Océano Atlántico. No abandonarán los estudios, porque irán estudiando las materias, conforme lo indica el programa del Ministerio de Educación Pública.

El circo transforma a muchachos como Efraín, quien además va avanzando sobre el conocimiento de varios idiomas: inglés, portugués, francés, alemán; y ejercitándose cada día más, en su aspiración de llegar a ser gimnasta y, ¿por qué no?, formar parte, algún día, del selecto equipo de acróbatas del mundialmente reconocido Circo Soley.


2 agosto, 2013

Anúnciate Gratis