Del 2014: Municipalidad discordante e inoperante

Manifestación por hidroeléctricas.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
as propuestas institucionales y las iniciativas particulares generaron títulos importantes que trajeron alegría y esperanza a los generaleños, pero la nota discordante, a lo largo de todo el año 2014, la puso el Ayuntamiento de Pérez Zeledón.

La Municipalidad ha incicido en poco, en los grandes temas cantonales.

La Municipalidad ha incicido en poco, en los grandes temas cantonales.

El año comenzó con un soberbio bochinche, durante la sesión municipal del seis de enero (relacionado con una moción para aprobar un plan de beneficios por pronto pago) y terminó con un mes de cierres abruptos de las sesiones, estigmatizadas, además, por la presencia de la Fuerza Pública, debido a un desacuerdo con los inquilinos del Mercado Municipal.

Dijimos, el seis de enero: Como por no faltar a la rutina que lo acredita como el gobierno local más inoperantes de todos los tiempos, el Concejo de Pérez Zeledón se vio envuelto, anoche, en otro espectacular bochinche en que menudearon los insultos, la grosería, la estridencia, las amenazas y los retos.

Y a menos de dos días de que termine el año, puede decirse que el Concejo de Pérez Zeledón no tomó ningún acuerdo que cambiara o mejorara significativamente el curso de las cosas, ni la Administración logró concretar cambios importantes.

El Plan Regulador

Cuatro años de trabajos en la elaboración de un Plan Regulador para Pérez Zeledón, realizado por la empresa Produs/Universidad de Costa Rica a un alto costo para la comunidad generaleña, fueron enviados al archivo, por recomendación de la Comisión Estratégica Pro Plan Regulador (Ceplan).

Cira Obando y María Esther Madriz, electas en mayo como vicepresidenta y presidenta de la Municipalidad, no han podido (tampoco) llevar serenidad a las sesiones.

Cira Obando y María Esther Madriz, electas en mayo como vicepresidenta y presidenta de la Municipalidad, no han podido (tampoco) llevar serenidad a las sesiones.

La Ceplan recomendó que desechara todo lo avanzado y comenzara de cero, con lo que Pérez Zeledón sigue manteniendo la exclusividad reservada a unas pocas municipalidades del país de no contar con un plan regulador del uso de la tierra. En consecuencia, se sigue trabajando con un obsoleto plan regulador que admite –por ejemplo- la construcción de edificios en sectores de alto riesgo.

La basura

El tratamiento de la basura siguió siendo el tema que más ha captado tiempo y desgaste en el Concejo y la Administración, algo que ha sido sintomático durante años y más años y que sigue sin soluciones a la vista.

Fue desechado un proyecto para instalar una planta de transferencia de la basura en La Ceniza (un barrio de San Isidro de El General), otro para instalarla mediante un convenio con una empresa privada en Las Juntas de Pacuar (distrito Daniel Flores), otro para la producción de gas…

La "cultura del reciclaje" pierde un aliado: el incentivo.

La “cultura del reciclaje” pierde un aliado: el incentivo.

En su lugar, la Administración se abocó a una amplia campaña de culturización para que los generaleños clasificaran su basura; desarrolló un plan de recolección de residuos sólidos, y elaboró una tabla para el cobro del servicio de basura.

Pero en la búsqueda de aplicación de esta compleja tabla, la Administración terminó por establecer una tarifa única (de diez mil colones trimestrales) por casa de habitación (en sustitución de la tarifa que se calculaba con base en la longitud del frente del lote donde estaba ubicada la casa) con lo desanduvo todo lo andado, al eliminar el incentivo que iban a recibir los habitantes por producir menos basura. Con este método, aplicable en 2015, queda a prueba la “cultura del reciclaje”.

La energía hidroeléctrica

El Concejo también cerró las puertas a cualquier posibilidad de debate sobre la instalación de plantas hidroeléctricas en Pérez Zeledón, el diez de junio. Rechazó una iniciativa para conocer una nueva moción para discutir acerca de la instalación de plantas hidroeléctricas, liberándose de tratar acerca de uno de los temas contemporáneos más complejos.

La mayoría de los regidores prefirió mantenerse al margen del tema porque existe una ley que mantiene a las municipalidades al margen de las decisiones, en este caso específico, pero quedó en el vacío la trascendencia de una institución –como la Municipalidad- creada para velar por el interés colectivo de los administrados.

Por lo demás, Concejo y Administración siguieron sin establecer un enlace directo y permanente con las instituciones públicas y los sectores productivos y de servicios.


30 diciembre, 2014

Anúnciate Gratis