Daños por hidroeléctricas pueden ser desastrosos e irreversibles

Se altera el curso de los ríos y se afecta el entorno.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

M
ás allá de un porcentaje sobre las ganancias y los puestos de trabajo que genere la construcción de la infraestructura, una planta hidroeléctrica –aunque sea pequeña- puede ocasionar grandes, desastrosos e irreversibles cambios en el medio ambiente.

Ajenos a la situación específica que se pueda estar presentando en Pérez Zeledón y Buenos Aires, donde se debate sobre la instalación de generadores eléctricos de capital privado, existen a la disposición del público diversos y amplios estudios relacionados con el tema de la generación eléctrica.

El agua vuelve al río más fría y sin sedimentos.

El agua vuelve al río más fría y sin sedimentos.

“Aquí hay, a menudo, situaciones poco claras e intereses diversos…” dice un documento que aparece en la Internet denominado “Desarrollo de pequeños proyectos hidroeléctricos. Basado en la Experiencia Noruega”.

El tema es tan poco claro (y los intereses pueden ser tan diversos) que en Pérez Zeledón y Buenos Aires las municipalidades han venido dando tumbos en la toma de decisiones. En Buenos Aires, la Municipalidad declaró una moratoria para la instalación de plantas hidroeléctricas privadas, luego anuló la moratoria y el sábado de la semana pasada, 15 de febrero de 2014, la volvió a establecer.

La Municipalidad de Pérez Zeledón ha ido por el mismo camino: primero declaró la moratoria; luego la anuló y –por decisión del presidente municipal, Manuel Alfaro- cerró todo espacio al debate. Otros regidores consideran que cada proyecto deberá ser analizado de manera independiente.

¿Cuánto conocimiento se tiene?

Pero, ¿Cuánto conocimiento tiene un regidor municipal de Pérez Zeledón para tomar una decisión sobre algo que tan polémico y trascendental como la cesión de derechos sobre el uso del agua?

No es que la empresa hidroeléctrica toma el agua en un resevorio, la pasa por una turbina y más abajito la suelta sin ninguna consecuencia, como dice la leyenda urbana en Pérez Zeledón.

Genera puestos de trabajo durante la construcción.

Genera puestos de trabajo durante la construcción.

El estudio sobre la experiencia noruega en el desarrollo de pequeños proyectos hidroeléctricos, realizado para Chile, dice que entre los temas más relevantes se encuentra el dominio o posesión de los derechos de aguas, “… el que no ha estado exento de polémicas por los procedimientos para su otorgamiento, la gran posesión de los mismos por parte de empresas extranjeras con gran concentración en el mercado, el derecho a no uso, el pago de patentes, entre otros”.

Otro estudio, realizado por Arqhys Arquitectura, especifica, en lo relacionado con el uso del agua, que: “La turbina y los diseños de central eléctrica que facilitan la vida acuática son un área activa de investigación. La generación de hidroelectricidad hace impacto con el ambiente río abajo. El agua que sale una turbina por lo general contiene muy poco sedimento suspendido, que puede conducir al fregado de los lechos y pérdida de orillas.

De acuerdo con  Arqhys Arquitectura, el agua que sale de las turbinas es típicamente mucho más fría que el agua de ante presa, que puede cambiar poblaciones acuáticas, incluyendo especies en vías de extinción. Explica que los depósitos de centrales hidroeléctricas en regiones tropicales pueden producir cantidades sustanciales de metano y dióxido de carbono. El metano, un gas de invernadero muy potente, se forma debido al material en descomposición de las materias vegetales en las áreas inundadas.

Actividad sísmica

Otro estudio más, que aparece en la enciclopedia Wikibooks, referido específicamente a las grandes plantas hidroeléctricas, indica que hay impactos directos e indirectos y que los impactos mayores provienen del embalse del agua, que implica la alteración del caudal del agua, más abajo.

Dice Wikbooks: “Estos efectos tienen impactos directos para los suelos, la vegetación, la fauna y las tierras silvestres, la pesca, el clima, y, especialmente, para las poblaciones humanas del aérea”.

Se construyen caminos y se puede generar desarrollo, pero en manos de grandes capitales.

Se construyen caminos y se puede generar desarrollo, pero en manos de grandes capitales.

Explica: Las partículas suspendidas que trae el río se asientan en el reservorio, limitando su capacidad de almacenamiento y su vida útil, privando el río de los sedimentos, aguas abajo… La liberación de las aguas libres de sedimentos, relativamente, puede lavar los lechos, aguas abajo.

Y advierte sobre algo que no le gusta a nadie en sus cabales: “Los reservorios grandes pueden alterar la actividad tectónica. La probabilidad de que produzca actividad sísmica es difícil de predecir; sin embargo, se deberá considerar el pleno potencial destructivo de los terremotos, que pueden causar desprendimientos de tierra, daños a la infraestructura de la represa, y la posible falla de la misma”.

La instalación de plantas hidroeléctricas es un tema de trascendencia vital, que demanda el mayor conocimiento posible para evitar decisiones que puedan resultar desastrosas, porque si bien es cierto que la energía hidroeléctrica es necesaria para mover los motores de la industria moderna, también puede causar daños irreversibles.

Fotos tomadas de los documentos “Proyectos hidroeléctricos de pequeña escala en Honduras” (Grupo Terra) y “Desarrollo de pequeños proyectos hidroeléctricos. Basado en la experiencia noruega”.


20 febrero, 2014

Anúnciate Gratis