Concejo impuso alquileres en el Mercado de Pérez Zeledón

Mercado Municipal de Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
l Concejo de Pérez Zeledón impuso ayer, martes veinticinco de noviembre de 2014, un reajuste en los alquileres de los tramos del Mercado Municipal, en una sesión ordinaria caracterizada, nuevamente, por las protestas y el caos.

El presidente de los inquilinos, Jorge Monge, quiso hacerse escuchar.

El presidente de los inquilinos, Jorge Monge, quiso hacerse escuchar.

La imposición de las nuevas tarifas fue adoptada por un acuerdo de mayoría (cinco votos contra dos) al darse por aprobada el acta de la sesión del martes anterior, dando así validez a una iniciativa para el establecimiento de las nuevas tarifas que había quedado pendiente, debido a que los votos no alcanzaban para que el acuerdo quedara en firme.

Dados el griterío, el ruido de una corneta y los improperios externados contra regidores, por algunos pocos de los inquilinos que se presentaron a la sesión, la Presidencia del Concejo volvió a solicitar la presencia de la Fuerza Pública, de la manera que lo hizo el martes anterior.

Y, para evitar un incidente más bochornoso, ordenando el desalojo del auditorio, la presidenta municipal, María Esther Madriz, dio por terminada la sesión, a las 7:15 de la noche, cuando apenas se avanzaba sobre los primeros puntos de la agenda.

Los incidentes se vienen dando desde hace un mes, cuando una comisión integrada por dos regidores y dos representantes de la Asociación de Inquilinos del Mercado Municipal, para fijar las tarifas del próximo quinquenio, dieron por rotas las negociaciones, debido a una imprecisión en los alcances del acuerdo que habían adoptado.

La presidenta municipal, María Esther Madriz, y el presidente de los inquilinos, Jorge Monge. No afloran posibilidades de entendimiento.

La presidenta municipal, María Esther Madriz, y el presidente de los inquilinos, Jorge Monge. No afloran posibilidades de entendimiento.

Habían estado de acuerdo en un reajuste del 75 por ciento en los alquileres; pero después de haberse suscrito un documento en ese sentido, se incluyó un cargo adicional del doce por ciento por concepto de costo de oportunidad.

Los inquilinos rechazaron la modificación y, desde entonces, se ha agitado una pugna entre los inquilinos (apoyados por un ala del PLN, la del PUSC y el regidor de un partido político en formación) que claman por justicia social, y los regidores que consideran que deben pagar alquileres más ajustados a la realidad. El grueso de los inquilinos paga cincuenta, cuarenta y hasta treinta mil colones mensuales.

Inquilinos del Mercado y miembros de Juntas de Educación, coinciden en el auditorio del Complejo Cultural.

Inquilinos del Mercado y miembros de Juntas de Educación, coinciden en el auditorio del Complejo Cultural.

Al principio, el diferendo estuvo en el monto de las tarifas; luego, el debate se orientó hacia el tema legal porque, después de que comenzó la disputa se alegó una representante de la comisión integrada para fijar las tarifas lo hizo ilegalmente (se afirma que el Concejo no ordenó la creación de la comisión y ella es cuñada de un inquilino); y ahora, hacia un pulso entre quién gana y quién pierde.

Fuera del Complejo Cultural, donde algunos de los inquilinos airados esperaban que salieran del recinto los regidores opositores, para insultarlos (así lo hicieron con el regidor Manuel Alfaro Jara), tres de los regidores que los acuerpan (una del PLN, uno suplente del PUSC y el que está haciendo un partido) no ocultaban una expresión triunfal.

Aun cuando los inquilinos perdieron la batalla en el escenario (ahora, difícilmente, el Concejo podría retroceder en la decisión que tomó); pueden recurrir a las vías jurisdiccionales y este capítulo de la novela está finiquitado, optaron por la manifestación de fuerza, para lo cual fueron convocados a la sesión extraordinaria del próximo jueves.


26 noviembre, 2014

Anúnciate Gratis