Con misa de fray Gabriel Enrique empiezan celebraciones en Miravalles

Miravalles, Pérez Zeledón, Costa Rica.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

U
na misa oficiada por fray Gabriel Enrique Montero, obispo de la diócesis de San Isidro de El General, marcará el inicio de tres semanas de celebraciones organizadas por la comunidad de Miravalles, un poblado de las afueras de San Isidro de El General.

Punto de partida para la Carrera a la Cruz del Perdón.

Punto de partida para la Carrera a la Cruz del Perdón.

La santa eucaristía celebrada por el Obispo, prevista para la una de la tarde de hoy, domingo tres de agosto de 2014, se convierte en todo un acontecimiento en esta pequeña comundad, tanto porque será oficiada en un modesto templo rural por el propio líder religioso, cuanto porque en torno a su persona se van tejiendo historias gratas a la vista de los católicos.

La historia, aquí, reafirma una particularidad del fray Gabriel Enrique: Prefirió alojarse en una modesta casa del barrio Sagrado Corazón de Jesús de Daniel Flores, que alojarse la residencia obispal ubicada, justamente, en Miravalles. Con anterioridad –dicen las buenas lenguas- optó por una cama pequeña y un colchón sencillo, en sustitución de una amplia y confortable que le ofrecieron.

La Cruz del Perdón fue erigida hace unos cuarenta años a instancia de un misionero que estuvo destacado en Miravalles, como una forma de pedir a Jesucristo que llevara paz a los habitantes del poblado, por entonces enfrascados en agrias disputas y molestas intriguillas.


Con la misa comienza una temporada de celebraciones, que se prolongará por tres semanas, en torno al homenaje que los de Miravalles rinden a su santa patrona, la Virgen de los Ángeles. Mañana lunes, a las cuatro de la tarde, comienza una semana de encuentros organizada por los “Pequeños Hermanos de María”, en el templo local.

Como es tradicional, en Miravalles, a las diez de la mañana del próximo domingo 10 de agosto será la procesión: un desfile de gente en carretas, a caballo, en bicicleta, en automotores y a pie, que comienza en el cruce de la carretera Rivas/San Isidro y culmina en el templo.

Y, como si fuera poco, para el domingo 17 de agosto están organizando, con el apoyo del Comité Cantonal de Deportes, la primera edición de la desafiante Carrera a Campo Traviesa a la Cruz del Perdón, el símbolo cristiano que se alcanza a ver desde el centro de Rivas detrás del cerro Miravalles.

Un vistazo al Valle de El General desde un balcón llamado Miravalles.

Un vistazo al Valle de El General desde un balcón llamado Miravalles.

El poblado de Miravalles está ubicado en el distrito primero de Pérez Zeledón, a sólo siete kilómetros de San Isidro de El General. Es un balcón, con un panorama privilegiado, desde donde se alcanzan a ver la ciudad, que se extiende en el sentido noroeste suroeste del Valle de El General y un amplio sector de Pérez Zeledón, con su cordillera de Talamanca, sus Valles y su Fila Costeña.

La carrera a la Cruz del Perdón está programada para las 8:30 de la mañana del domingo 17. Parte del centro del pueblito, donde están el templo, la escuela y el Cen-Sinai, asciende hasta la cruz y empieza a descender por los poblados de Tirrá, San Antonio y Lagunillas, hasta regresar a Miravalles. Once kilómetros de columpios.

Estas y otras actividades, como bingos, rifas y ventas de comidas, tienen, entre sus objetivos, recaudar fondos para financiar mejoras en el templo y fortalecer las actividades pastorales.


3 agosto, 2014

Anúnciate Gratis