Comisión acelera el paso para asistir a caficultores

Foto de Anacafé.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

U
na comisión integrada por representantes del Instituto Mixto de Ayuda Social (Imas), el Instituto del Café de Costa Rica (Icafé) y los beneficiadores, trabaja en el papeleo que deberá presentar ante el Banco de Costa Rica, para que comience a emitir los giros de asistencia a los caficultores perjudicados por la roya.

Según cálculos preliminares del Ministerio de Agricultura y Ganadería, los giros no reembolsables, aportados por el Fondo de Desarrollo Social de Asignaciones Familiares (Fodesaf) oscilarán entre los cinco y los ocho mil millones de colones, para todo el país.

Un respiro para los dirigentes, tras un año de trabajo intenso.

Un respiro para los dirigentes, tras un año de trabajo intenso.

Esta ayuda de subsistencia es concebida como parte del fondo creado por el Gobierno de la República, por 20 mil millones de colones, para atender una emergencia causada por la roya del cafeto, un hongo que afectó cafetales de todo el país en 2012 y que en Pérez Zeledón y Coto Brus produjo una severa destrucción, debido a lo cual miles de cafetaleros entraron en crisis. Quince mil millones de colones de los 20 mil millones serán proporcionados por el Ministerio de Hacienda.

Aunque al problema se le decretó como emergencia fitosanitaria a inicios de 2013, la mitigación del problema en que se encuentran los cafetaleros no se viene a dar hasta casi un año después. El proyecto de creación del fondo se encontró con prolongados atrasos en la Asamblea Legislativa, donde se debió emitir una ley, y la Contraloría General de la República, que debió avalar al Banco de Costa Rica como administrador de los fondos.

El refrendo de la Contraloría –que se esperaba desde diciembre del año pasado- fue comunicado al Banco en la tarde del viernes de la semana pasada, siete de febrero de 2014, apenas unas horas después de que, en San Isidro de El General, líderes locales anunciaban que los caficultores se preparaban para tomar medidas de presión, si no tenían una respuesta favorable en la tarde de mañana jueves.

En los beneficios llevan un registro de los cafetaleros y su producción.

En los beneficios llevan un registro de los cafetaleros y su producción.

Ahora, lo que corresponde es definir quiénes son los beneficiarios (productores de menos de cien fanegas por cosecha) y el impacto que tuvieron en sus fincas. Quienes mejor lo saben son los funcionarios del Icafé, que les brindan apoyo, y los beneficiadores que les reciben su producto.

Con la integración de la comisión se conjura cualquier posibilidad de que haya favoritismos o injerencia de índole politiquera, en la asistencia a los perjudicados.

A la par del fondo de asistencia del superávit del IMAS, los otros 15 mil millones de colones serán utilizados en programas crediticios con intereses blandos para asistencia a la plantación, poda y renovación de cafetales.

De marchar todo conforme lo tenían planeado el Gobierno, las organizaciones sociales y el Banco, ya sólo faltan unos días para que los primeros cafetaleros reciban la ayuda que han estado necesitando con carácter de urgencia.


12 febrero, 2014

Anúnciate Gratis