Comerciantes suben el tono por desatención de la Alcaldesa

Comercio San Isidro

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

N
o hay almuerzo gratis; y si la Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Agricultura de la Región Brunca apoyó reiteradamente la sustitución del alcalde Luis Mendieta, a finales de 2011, no fue  para salir en la tele.

Hoy, nueve de abril de 2013, la Cámara dio a conocer un documento enviado a la alcaldesa Vera Corrales hace justamente una semana, en que la previene de que si no atiende sus llamados, la organización va a adoptar medidas de fuerza.

“Esperando no tener que acudir a medidas de presión, las cuales se hacen cada vez más comunes en nuestro país, solicitamos una pronta atención”, dice el oficio suscrito por Héctor Luis Fallas, presidente de la Cámara.

Las cantinas, el negocio más floreciente en tiempos de crisis, también podrían hundirse en una grave situación económica.

Las cantinas, el negocio más floreciente en tiempos de crisis, también podrían hundirse en una grave situación económica.

En Pérez Zeledón, el comercio, uno de los principales ejes de la economía,  viene sufriendo una ruinosa crisis que se alarga en el tiempo y se agrava con nuevos elementos. Hasta las cantinas parecen  encaminarse a la quiebra, ya no solo porque escasean los clientes que ahora prefieren recurrir a  los almacenes para ahorrarse los costos del descorche, sino porque los derechos por patente se dispararon, con el respaldo de una Ley de Licores que entró a regir hace apenas unas semanas.

A la par, los mochileros que llegaban a Pérez Zeledón por tratarse de un punto estratégico para desplazarse a los lugares turísticos, se fueron desde la apertura de la carretera costanera; y el traspié económico de Occidente tiene a los indocumentados raspando la olla. No hay quién compre como antes.

En términos menos lacónicos, el presidente de la Cámara dice que el propósito de su carta es manifestarle su preocupación por la problemática que está sufriendo el sector comercial de Pérez Zeledón y que, a la postre, podría causar una mayor debilidad en la decaída economía del cantón.

“La alta carga impositiva, las cargas sociales, la nueva Ley de Licores que afecta principalmente al pequeño empresario que se sume en la desesperación al ver que su pequeño negocio deberá cerrarlo porque ya no soporta la situación imperante. La Ley 7600, la cual ni el municipio ha sido capaz de cumplir, produce el cierre de pequeños establecimientos”, dice Fallas.

Y agrega que, sumada a esa lista de inconvenientes, los parquímetros, la demarcación con línea amarilla en las principales calles de San Isidro y el caos vial que se produce día a día por falta de políticas claras de reordenamiento vial, son parte de su inquietud.

Alega que el Director Ejecutivo de la Cámara ha intentado reiteradamente tratar de conversar con ella, por la vía telefónica, para invitarla a que asista a una reunión de Junta Directiva, para plantearle sus inquietudes y que, sin embargo, siempre se ha topado con la barrera secretarial. “Sus secretarias siempre nos prometen devolvernos la llamada, pero como siempre pasa con la burocracia, seguimos esperando”, especifica.

Y ya en un tono que no suena ni lacónico ni epistolario, le informa que los asociados a la Cámara reclaman la poca atención a su problemática, están exigiendo medidas de presión drásticas a fin de hacerse sentir y recuerdan que, como funcionaria pública, se debe a sus administrados.


9 abril, 2013

Anúnciate Gratis