Comenzaron trámites para ayuda a los cafetaleros

Geovanny Azofeifa, caficultor.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

E
sta mañana comenzó, en San Isidro de El General, la recepción de las fórmulas que servirán para justificar los giros de dinero con que el Gobierno de la República trata de mitigar la crisis en que se encuentran los productores de café de Pérez Zeledón.

La intensa labor que deberán realizar los funcionarios del Instituto del Café de Costa Rica (Icafé), el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería, arrancó a las ocho de la mañana de hoy, martes cuatro de marzo de 2014, conforme a lo prometido.

A las cuatro de la mañana ya la fila llegaba hasta la esquina.

A las cuatro de la mañana ya la fila llegaba hasta la esquina.

 Aunque algunos hubieran querido adelantar las agujas del reloj, para evitarse una noche de vigilia en una acera de San Isidro, como Geovanny Azofeifa, un caficultor de San Gabriel de Pejibaye, que comenzó la fila a las cinco de la tarde de ayer. A las cuatro de la madrugada de hoy, ya la fila, apretujada era de cien metros.

Los primeros querían capearse el sol y evitarse los filones –en palabras de Geovanny  Azofeifa-  yaprovechar el momento para hacer las vueltas e irse temprano. Aprovechan la coyuntura para realizar otras gestiones, porque su condición económica les impide estar viajando.

La recepción de fórmulas, en que los caficultores deben anotar informes acerca de los miembros de su familia y otros datos relacionados con su producción de café, se realiza, a fin de cuentas, en las instalaciones de la Dirección Regional del MAG. Con anterioridad se había indicado que sería en el Centro de Capacitación de CoopeAgri y luego que en el IMAS.

Las necesidades que vienen pasando los caficultores son dramáticas.

Las necesidades que vienen pasando los caficultores son dramáticas.

Algo raro, ver a los caficultores haciendo fila para recibir una ayuda del Gobierno, porque los campesinos costarricenses son de naturaleza reacios a que les regalen cosas. En Pérez Zeledón hay siete mil caficultores que sufrieron el embate de la roya del cafeto, que causó severos daños en sus plantaciones, al punto de que la producción total se redujo a la mitad.

A Pérez Zeledón le correspondió una partida de asistencia por pobreza coyuntural, para que los caficultores que suelen producir menos de cien fanegas reciban tres mensualidades de cien mil colones. De esa forma se encuentra establecido en el reglamento a la ley que creó el Fondo de Fideicomiso Cafetalero para la atención de la emergencia fitosanitaria causada por la roya del cafeto.

En el MAG se ha procurado que los caficultores tengan la mayor comodidad posible.

En el MAG se ha procurado que los caficultores tengan la mayor comodidad posible.

Hoy se están llenando las fórmulas, pero no hay una fecha aproximada para que el Banco de Costa Rica, administrador del fondo, les gire el dinero. Luego, los productores deberán seguir otros trámites, para tener acceso a los créditos –también concebidos en el fondo en fideicomiso- para rehabilitar sus cafetales  y ser considerados en un plan de readecuación de las deudas que puedan tener en los bancos.

La devastación de los cafetales, que en Costa Rica tuvo mayor intensidad en los cantones de Pérez Zeledón y Coto Brus, ocurrió durante el año 2012, debido a severos cambios meteorológicos (días averanados entre días de excesiva humedad) atribuidos  al cambio climático.

Las gestiones para la declaratoria de emergencia comenzaron en Pérez Zeledón y, tras la gestión del Ministerio de Agricultura para la creación de un fondo de mitigación, todavía se está en trámites para que llegue el grueso de la ayuda que los caficultores están necesitando.


4 marzo, 2014

Anúnciate Gratis