Taxistas concluyen protesta en Pérez Zeledón

La Policía de Tránsito a la expectativa.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net 

De última hora

H
acia la 1:30 de la tarde, los taxistas de Pérez Zeledón dieron por finalizada la manifestación que comenzaron a las siete de la mañana de hoy, martes tres de abril de 2013, contra el  tratamiento que da el Gobierno al tema de los porteadores y la liviandad con los piratas.

Los vehículos comenzaron a circular libremente después un lapso de algo más de seis horas en que la carretera de ingreso a San Isidro de El General fue tomada por taxistas que, integrados en grupos,  obstaculizaban el tránsito deteniéndose a ratos y retomando la marcha a paso de tortuga después –unos en sentido norte sur y otros a la inversa- sobre los cuatro carriles de ruta.

Solicitando a los peatones que no bajen de las aceras.

Solicitando a los peatones que no bajen de las aceras.

La manifestación es parte de una larga lucha, de años, que han librado los taxistas para evitar la invasión de su oficio y la merma de su fuente de ingresos. Algunos de  los porteadores tienen autorización, pero sólo para recoger clientes “en la puerta” y de ninguna manera para alzar transeúntes. Los piratas no tienen autorización de ninguna especie.

Esta situación la han venido tratando los taxistas en diferentes estrados, desde el Gobierno hasta los tribunales de justicia de diversa jurisdicción. La manifestación que se realizaba en San Isidro se suspendió justamente en el momento en que, en San José, representantes de los taxistas iniciaban una reunión con altos funcionarios del Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

Frente a la delegación de la Fuerza Pública, en San Isidro.

Frente a la delegación de la Fuerza Pública, en San Isidro.

El transporte público de pasajeros, así como se viene dando –distribuido entre taxistas, porteadores y piratas- lejos de ser una fuente de riqueza se ha convertido en una fuente de pobreza. Todo, como consecuencia de la falta de otras fuentes de empleo, de manera que si alguien queda cesante y tiene carro, “lo pone a trabajar” y, si no lo tiene, consigue espacio como chofer.

La flotilla de taxis de Pérez Zeledón está integrada por 140 unidades y con su lenta movilización, hoy, obligó a miles de generaleños a bajar de los buses y caminar trescientos, quinientos o más metros, para llegar a sus lugares de trabajo, al hospital, a hacer mandados o a abordar los buses de San José.

La manifestación transcurrió sin mayores consecuencias. Miembros de la Fuerza Pública estuvieron colaborando para que los peatones caminaran sin riesgo, por las aceras  y los oficiales de la Policía de Tránsito se mantuvieron a la expectativa, sin intervenir, en parte porque los taxistas no estaban  obstruyendo el paso del todo y en parte para evitar reacciones de consecuencias imprevisibles.

 


2 abril, 2013

Anúnciate Gratis