Buenos Aires también levantó moratoria a las hidroeléctricas

Buenos Aires: No a las hidroeléctricas.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

A
sí como lo hizo la Municipalidad de Pérez Zeledón a inicios de año, la de Buenos Aires levantó la moratoria a la instalación de proyectos hidroeléctricos, ante el estupor de los defensores del agua como un derecho público e inalienable.

Han acudido a todas las instancias para evitar las hidroeléctricas.

Han acudido a todas las instancias para evitar las hidroeléctricas.

La disposición fue adoptada ayer, sábado seis de setiembre de 2014, con la mayoría de tres regidores, en una sala de sesiones atestada de conservacionistas que ven –en el acuerdo municipal- una sumisión del poder político frente a la fuerza de los empresarios.

Los bonaerenses sumados a la lucha contra la utilización del agua de sus ríos, particularmente los del grupo denominado “No al PH Consuelo”, consideran que el acuerdo municipal da al traste con los esfuerzos por construir un hospital, una morgue y nuevas urbanizaciones, porque se les reducirá el caudal para abastecerlos de agua potable.

Esperaban una resolución favorable.

Esperaban una resolución favorable.

Alegan que están atravesando una crisis por falta de un acueducto que se habría de abastecer, justamente, en la cuenca del río donde se habría de instalar el Proyecto Consuelo, asociado a la familia generaleña Solís Fallas.

“Sin agua no llegan desarrolladores ni tampoco se otorgan facilidades como bonos de vivienda. Tal es el caso de Buenos Aires de Puntarenas, donde ninguno de los 17.000 pobladores podría acceder a la asistencia estatal para tener casa hasta que se solvente la crisis de acueducto”, manifiestan.

La sorpresa de los bonaerenses por la decisión municipal fue mayor por cuanto, sumado a las diversas gestiones y manifestaciones que han mantenido a lo largo de años, 652 personas habían suscrito un documento presentado a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) en que se oponían a la instalación de plantas hidroeléctricas, contra solamente siete que las aprobaban.

En Pérez Zeledón, los manifestantes tampoco tuvieron éxito.

En Pérez Zeledón, los manifestantes tampoco tuvieron éxito.

Buenos Aires repitió la escena de Pérez Zeledón, cuya Municipalidad se había pronunciado contra la instalación de plantas hidroeléctricas en sus ríos y luego revocó el acuerdo y adoptó otro para autorizarlas.

El argumento de los regidores para tomar la decisión encuentra respaldo en que existe una ley que autoriza la instalación de plantas hidroeléctricas y que un acuerdo municipal no tiene rango para contradecirla. En otros términos, de continuar apoyando la moratoria, los ediles estarían incurriendo en un acto ilegal que les podría traer consecuencias penales y civiles.

Esta situación, que los bonaerenses prometen no dejar de lado, ocurre en momentos en que el Gobierno de la República –así expresado claramente por la titular del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillado- desarrolla una política favorable a la instalación de plantas hidroeléctricas, en la medida en no se afecten los ecosistemas ni se cause alguna deficiencia a las necesidades de las comunidades involucradas.

CRÉDITOS: Las fotos de Buenos Aires son del Facebook de “No al PH Consuelo”.

7 septiembre, 2014

Anúnciate Gratis