Buenos Aires exporta un millón de kilos de chile dulce

Chile dulce

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

E
l vecino cantón de Buenos Aires más que duplicó las exportaciones de chile dulce a los Estados Unidos, en 2013, en relación con su primer envío del año anterior, superando el millón de kilogramos, informó hoy, viernes 31 de enero de 2014, Servicio Fitosanitario del Estado (SFE).

La exportación es sometida a un riguroso control fitosanitario.

La exportación es sometida a un riguroso control fitosanitario.

Durante la temporada de chile dulce del 2013, el país logró exportar 1.068.820 kilogramos de fruta fresca, superando la exportación del 2012, que fue de 436.400 kilogramos. De 72 contenedores, el año antepasado, la exportación subió a 101, según informes del SFE.

La producción proviene de un proyecto de 10 hectáreas dividido en 17 módulos de invernaderos, ubicados en cordoncillo de Volcán de Buenos Aires de Puntarenas. La exportación de chile dulce es multicolor ya que se han hecho envíos de chile  rojo, amarrillo y anaranjado, especifica el SFE.

Estas exportaciones son respaldadas por una labor conjunta realizada por el SFE de Costa Rica y el Servicio de Inspección Animal y Salud de Plantas, de los Estados Unidos, con base un protocolo que establece la responsabilidad de los productores, exportadores, empacadoras y las instituciones participantes, para poder exportar esta fruta a los Estados Unidos, indica el comunicado.

Se está exportando chile dulce rojo, amarillo y anaranjado.

Se está exportando chile dulce rojo, amarillo y anaranjado.

Uno de los requisitos para exportar a los Estados Unidos, es que la producción de chile dulce se realice en invernaderos, cerrados y cubiertos con plástico transparente o malla de polipropileno. El riguroso protocolo exige inspecciones semanales de los invernaderos, durante la temporada productiva, para descartar plagas y enfermedades.

“Se escogen al azar alrededor de 100 plantas por invernadero para realizarles una inspección detallada (hoja, flor, tallo, fruto);  cuando se encuentran problemas fitosanitarios se envían muestras al laboratorio para el respectivo análisis; además, se verifica que las instalaciones presenten las condiciones de infraestructura requeridas”, especifica el comunicado del SFE.

Gina Monteverde, jefe del Departamento de Certificación Fitosanitaria del SFE, comentó que “…Trabajar en estas condiciones permite al productor pasar de una producción extensiva a una producción intensiva, ya que se puede controlar factores como la temperatura, humedad relativa, sanidad del cultivo, entre otros”.


31 enero, 2014

Anúnciate Gratis