As Puma Generaleña continúa en ascenso

Graderías abarrotadas

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
l pueblo de Pérez Zeledón se concentró en la noche de hoy, sábado primero de junio de 2013, para celebrar la coronación de su equipo As Puma Generaleña como campeón del Torneo de Clausura de la Segunda División de Fútbol.

As Puma Generaleña se quedó con los seis puntos en disputa en la semifinal del campeonato nacional, con el equipo de la Universidad de Costa Rica, campeón del Torneo de Apertura, obligándolo a ir a la gran final en que disputarán el ascenso a la primera categoría.

En los minutos finales, al partido se le vio de pie.

En los minutos finales, al partido se le vio de pie.

Esta noche, As Puma aplicó a la UCR la misma dosis del domingo anterior, imponiéndose con un gol de penal ejecutado por Diego Quesada en el minuto 15 del segundo tiempo. En el estadio Ecológico también había ganado con un gol de penal.

Pero no porque hayan sido resueltos por la vía del máximo castigo es que los partidos carecieron de emociones. Por el contrario, el de hoy fue un juego de ida y vuelta en que Néstor Mena, del equipo generaleño, y Nígel Drumond del académico, sudaron la gota gorda para mantener a salvo sus porterías.

Los primeros diez minutos fueron de asedio de los universitarios, pero no fue porque los generaleños llegaron a buscar un empate que les garantizara la campeonización. Por el contrario, pasados los primeros diez minutos, entraron en un vaivén de infarto que se prolongó durante la mayor parte del partido.

Fue un partido de muchas emociones. A decir verdad, fueron pocos los que se quedaron dormidos.

Fue un partido de muchas emociones. A decir verdad, fueron pocos los que se quedaron dormidos.

El juego de ida y vuelta sólo se vio interrumpido después del gol, en que los universitarios mostraron un segundo aire momentáneo. Hubo tapadas espectaculares, en ambas porterías, pero se dio una providencial de Néstor Mena,  que apenas alcanzó a desviar un balón con el borde del zapato, al minuto cuarenta. Luego a la UCR le expulsaron a Leonardo Madrigal, en el 43 y, desde entonces, el campo de fútbol fue generaleño.

Las dos graderías del Estadio Municipal de Pérez Zeledón estuvieron a reventar y conforme se acercaban los minutos finales aumentó una tensa emoción que llevó a los espectadores a seguir el partido de pie.

La celebración fue grande, por el triunfo,  por la juventud y la actitud del equipo As Puma Generaleña, que llegó a la Segunda División hace apenas tres años y por las limitadas condiciones económicas, todo lo cual lo identifica como “el equipo del pueblo”.

Para los espectadores generaleños, esta noche fue festiva. Para los jugadores, y más específicamente para Edgar Carvajal, el director técnico de As Puma Generaleña, hay que poner los pies en la tierra y prepararse para la gran final, entre los campeones de los campeones de los dos torneos.

Va de nuevo. Las estadísticas no cuentan, ni la experiencia tampoco. De ser así, la Universidad de Costa Rica, que ha estado reiteradamente en la categoría mayor e inclusive fue campeón del fútbol de la Primera División, hubiera ganado facilito. Lo que lo que viene es lo que vale.


1 junio, 2013

Anúnciate Gratis