Áreas protegidas del sur se libraron de incendios

Pérez Zeledón

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
as áreas protegidas Pérez Zeledón y, en general, de toda la Región Brunca, pasaron un verano impecable,  sin que se reportara un solo incendio forestal, pero fuera de los parques y reservas no se libraron de las usuales quemas de charrales  y cañaverales e incendios en propiedades privadas.

Aún más: un reporte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Sinac), del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), que debería ser causa de profunda alegría para los regiobrunqueños, revela que en otras reservas del país sí fueron devastadas por el fuego nada menos que 1.800 hectáreas.

Más de 25 mil hectáreas han sido devastadas por el fuego en el territorio nacional. La foto es del Sinac.

Más de 25 mil hectáreas han sido devastadas por el fuego en el territorio nacional. La foto es del Sinac.

El informe revela los datos correspondientes al período comprendido entre el primero de enero y el siete del presente mes de abril de 2013, aunque la temporada de incendios forestales se extiende hasta el 15 de mayo.

A los incendios en áreas protegidas atendidos por los del Sinac se suman otros 37 en propiedades ubicadas dentro de la franja de la Zona Marítimo Terrestre, en terrenos municipales y en propiedades privadas. Todo el conjunto de tierras dañadas por los incendios en la jurisdicción del Sinac suma 3.400 hectáreas.

Las autoridades del Programa Nacional de Manejo del Fuego del Sinac/Minae manifiestan su preocupación por lo que pueda suceder en lo que resta de la temporada actual, en los sectores del país donde todavía no comienza el invierno.

En todo el país se han visto afectadas más de 25 mil hectáreas y los funcionarios temen que al final de la temporada las cifras superen las del año pasado, en que los terrenos destruidos sobrepasaron las 34 mil hectáreas. Los registros institucionales revelan un aumento ininterrumpido de incendios forestales  desde 2007.

Hacen un llamado para que los ciudadanos se abstengan de hacer quemas  que pueden degenerar en incendios forestales y, lógicamente, también para que alerten a las autoridades cuando observen en sus comunidades  la presencia de eventuales cazadores furtivos e individuos en actitudes sospechosas.

 

Foto de entrada: Aunque las áreas protegidas de Pérez Zeledón y toda la Región Brunca se libraron de los incendios forestales, el daño causado por el fuego en otros sectores del territorio nacional son enormes.


9 abril, 2013

Anúnciate Gratis