Apoyo unánime al Centro de Cuidado Paliativo

Cuidado paliativo Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

U
na solicitud de ayuda emitida por el personal y colaboradores del Centro de Cuidado Paliativo Pediátrico logró uno de los acontecimientos más raros que se han visto durante los casi cinco años de ejercicio del actual Concejo de Pérez Zeledón: un voto de apoyo unánime, de los nueve regidores.

Ayer, martes 17 de febrero de 2015, se acordó alterar el orden de la agenda, se redactó una moción sobre la marcha, se le conoció, se le aprobó y se le dejó en firme, para otorgarle al Centro una partida en efectivo, por el monto de cuatro millones de colones.

Pidiendo ayuda, para ayudar.

Pidiendo ayuda, para ayudar.

No es mucho, si se parte de que existen cuentas pendientes por la construcción del edificio y que faltan equipo y mobiliario y del enorme esfuerzo económico que realiza el personal para desplazarse por toda la Región Brunca y la bajura de Quepos y Parrita, para atender al promedio de 230 familias que está atendiendo el Centro.

Pero significa un desahogo importante y un pucho que se suma a los fondos que el Centro ha vendo recaudando gracias al aporte de un contingente filántropos, mediante actividades como la Copa Rotativa pro Cuidado Paliativo que se jugó, por segunda vez, la semana pasada, o el concurso El Zaguate del Año, que se celebrará el próximo domingo 20 de febrero, en el redondel del Campo de Exposiciones de Pérez Zeledón.

Aún más: una propuesta del regidor David Araya Guevara, asesor legislativo, abre la expectativa sobre la posibilidad de que ciertas instituciones públicas acudan con ayuda permanente para el Centro de Cuidado Paliativo.

Logran lo que no han podido otros a auditorio lleno.

Logran lo que no han podido otros a auditorio lleno.

En su alocución ante el Concejo, la administradora del Centro, Marlene Badilla, recordó la labor que se viene realizando, para mejorar la calidad de vida de 230 familias: se brinda atención a niños con enfermedades en fase terminal, con vida limitada o con padecimientos que les causa mucho dolor.

Se les brinda atención a estos niños y también a sus familias, residentes a lo largo y ancho de toda la región, a veces en lugares de difícil acceso y casi siempre con limitaciones económicas. Si no hay medicinas en los hospitales, hay que comprarlas en las farmacias; y se dan casos en que la pobreza es tanta que se vuelve necesario llevarles alimentos.

La Fundación de Cuidado Paliativo Pediátrico –que cuenta con dos centros: el de San Isidro de El General y uno en San José- les brinda atención médica, psicológica, de enfermería y, gracias a que ahora el Centro de Cuidado Pediátrico de San Isidro cuenta con vehículo- también se requiere de chofer.

La licenciada Badilla –sicóloga- recordó que 230 es la cifra de familias que se está atendiendo, como promedio, pero advirtió que las necesidades son muchas y que cuanto más crece la cantidad de pacientes atendidos, más son las necesidades del Centro.


18 febrero, 2015

Anúnciate Gratis