Anuncian protesta cafetalera por parsimonia en la Contraloría

Representantes del sector cafetalero de Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
os atrasos en la Contraloría en los trámites para la solución a una emergencia nacional fitosanitaria, tiene a los cafetaleros de Pérez Zeledón elaborando la logística de una gran manifestación, anunciada para el viernes de la próxima semana.

Dirigentes de organizaciones locales relacionadas con la caficultura, de los sectores productivo, torrefactor y comercializador, advirtieron hoy –viernes siete de febrero de 2014- que si la Contraloría no se pronuncia antes de que termine la jornada laboral del próximo jueves, miles de productores se concentrarán en San Isidro de El General, para expresar una airada protesta.

Los beneficiadores también se suman al movimiento.

Los beneficiadores también se suman al movimiento.

De llegarse a la medida extrema, los cafilcutores estarán acuerpados por CoopeAgri (una organización que aglutina a siete mil caficultores), la Unión de Productores Independientes y Actividades Varias, Upiav (con once mil afiliados) y los dirigentes de los productores de café orgánico y de los pequeños beneficios.

El problema se origina en una crisis que vienen sufriendo los caficultores desde el año antepasado, debida a una masiva invasión de roya que destruyó parcial o totalmente los cafetales. El Gobierno de la República emitió un decreto de emergencia fitosanitaria y, pese a todos los atrasos burocráticos y políticos propios del sistema, logró que la Asamblea Legislativa aprobara una ley que autoriza la creación de un fondo en fideicomiso.

Es dinero se necesita, en parte, para mitigar las necesidades más inmediatas de supervivencia de los perjudicados y, en parte, para crear líneas de crédito para la recuperación o replantación de los cafetales y readecuar en el sistema financiero las deudas de los caficultores, con características de banca de desarrollo.

El banderazo de la Contraloría

Todo está dispuesto en el Ministerio de Hacienda para girar los dineros a los caficultores por medio del Banco de Costa Rica; y todo está dispuesto en las organizaciones locales para identificar a los beneficiarios de fondo de apoyo social y a los sujetos de crédito.

Pero el proceso para autorizar al Banco a administrar los fondos está pegado en la Contraloría, desde el seis de diciembre de 2013. La Contraloría solicitó una larga lista de aclaraciones; el Ministerio de Agricultura las contestó sobre la marcha; pero los caficultores siguen en crisis, sin recursos para alimentación y menos para reivindicar sus plantaciones.

Muchos caficultores deberán replantar sus fincas.

Muchos caficultores deberán replantar sus fincas.

Del café dependen miles de familias generaleñas, a las cuales se suman los peones que llegan para las cogidas y su falta de dinero está repercutiendo de manera dramática en los demás sectores de la economía de Pérez Zeledón, donde casi no hay una cuadra donde no exista un edificio cerrado, para alquiler o venta.

Los agricultores, de alguna manera han venido soportando la mala situación; pero en el distrito San Isidro, si se toma como punto de referencia un dato del Tribunal Supremo de Elecciones, la población viene disminuyendo. Para la elección presidencial del domingo dos de febrero hubo, en el distrito San Isidro, cinco mil electores menos que en la jornada electoral anterior.

Pérez Zeledón, como el mayor perjudicado por la roya, es el que ha tomado las mayores iniciativas en la búsqueda de soluciones para el problema de los cafetaleros; pero el daño causado por la enfermedad afecta a todo el país. Es más, afecta a casi todo Centroamérica y el Caribe. Se desenfrenó debido accidentes meteorológicos, de alternación de mucha lluvia y mucho sol, por causa del calentamiento global.

En principio, los generaleños irían al movimiento de presión solos; aunque es posible que se les unan los caficultores de Coto Brus y de Occidente.


7 febrero, 2014

Anúnciate Gratis