El 2014 llega con expectativas y esperanza a Pérez Zeledón

También hubo movimientos de alcance nacional.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

A
unque el año 2013 no dejó cambios socioeconómicos significativos favorables, en Pérez Zeledón, el 2014 llega con expectativas que no se tuvieron en años anteriores, alrededor de importantes proyectos de infraestructura y de movimientos cívicos que se vienen dando desde tres polos principales de generación de iniciativas para el desarrollo.

Los proyectos de infraestructura son el acueducto de Daniel Flores (cuya primera etapa deberá mostrar un avance significativo y esperanzador, a lo largo del año) y el asfaltado de la antiquísima trocha paralela a la carretera interamericana, que otrora sirvió a los pioneros para conectar los distritos San Isidro, General Viejo y Palmares con Cajón, San Pedro y Buenos Aires.

La Trocha sería ampliada y asfaltada.

La Trocha sería ampliada y asfaltada.

Como complemento de ellos –sumados a todo un proyecto integral de desarrollo para la Región Brunca-  en Pérez Zeledón hay tres grupos que se han propuesto activar los sectores de la producción, la comercialización y los servicios: un grupo de profesionales exitosos, un grupo de organizaciones locales denominado “Comité Pro Reactivación de Pérez Zeledón” y el Foro Regional Mixto, que involucra a los productores agroalimentarios y a los representantes de las instituciones públicas.

Fundamental –y así se lo hicieron ver funcionarios públicos nacionales y legaciones diplomáticas, con los que se vinieron reuniendo a lo largo del año, es la formulación de proyectos específicos, para poder darles curso en las instancias correspondientes.

Aquí se espera la entrada en funcionamiento –de lleno- desde inicios del año que hoy se inicia, del novedoso Instituto de Desarrollo Rural, que habría de concertar y dinamizar la actividad que desarrollan las otras instituciones públicas del sector  que cuentan con delegaciones cantonales y regionales establecidas en Pérez Zeledón en conjunto con las organizaciones de la sociedad civil.

Pero no se puede olvidar que se heredan situaciones amargas, por resolver de oficio y de manera urgente, como el drama que siguen viviendo los cafetaleros, por un lado, y los productores de granos básicos por el otro.

El sector cafetalero

Los caficultores siguen pasando calamidades.

Los caficultores siguen pasando calamidades.

Los cafetales de Pérez Zeledón y Coto Brus fueron asolados por la roya, en 2012; y aunque el Ministerio de Agricultura y Ganadería y la Presidencia de la República adoptaron iniciativas para mitigar la grave situación que viven los cafetaleros, siempre encontraron obstáculos para conseguir 40 mil millones de colones para un fondo en fideicomiso.

Lograron conseguir los insumos para combatir la enfermedad y algunas ayudas de asistencia a los productores, por medio del Instituto Mixto de Ayuda Social; pero el dinero que se necesitaba para replantar los cafetales y hacer frente a las deudas de los productores no llegó. Hubo atrasos en la Asamblea Legislativa y un sorpresivo recurso interpuesto en la Sala Constitucional, como se puede recordar en: https://www.perezzeledon.net/15232/agonia-de-los-caficultores-podria-extenderse-por-seis-meses-mas/

Los productores de frijoles

Productores de frijoles hicieron un fuerte llamado.

Productores de frijoles hicieron un fuerte llamado.

Los agricultores que se dedican a la producción de frijoles y maíz de los sectores de Pérez Zeledón y Buenos Aires lograron escapar del asedio, las maniobras y el poderío de los intermediarios, al menos momentáneamente, pero están lejos de recibir un trato justo por su trabajo.

Han ido colocando gran parte de sus cosechas en supermercados, industrias e instituciones públicas, pero los precios que les pagan son muy bajos, en relación con los costos de producción, y sus organizaciones se ven en aprietos para irles pagando sus productos, debido –básicamente- a los atrasos burocráticos y de crisis institucional que ha vivido su principal aliado comercial, el Consejo Nacional de Producción.

Esta situación, atizada por intereses externos a las organizaciones  de productores, degeneró en una manifestación de fuerza por la que estuvo bloqueado el ingreso sureste de San Isidro de El General durante unas dieciocho horas y por la que fueron encarcelados  –y ahora afrontan cargos penales- cuarenta de ellos. La manifestación ocurrió el dos de setiembre, como se puede recordar en: https://www.perezzeledon.net/14342/frijoleros-bloquearon-el-ingreso-san-isidro/

La declaración de bienes

También se dieron otras manifestaciones, como la realizada por los porteadores.

También se dieron otras manifestaciones, como la realizada por los porteadores.

Pero los males del sector agrícola, que sigue siendo el principal nervio y motor de la economía generaleña, no se quedaron ahí, lidiando con el viejo fantasma de las dificultades de producción y comercialización. Menudo susto se llevaron los agricultores y no pocas angustias pasaron, cuando tuvieron que acudir a la Municipalidad a declarar sus fincas de vocación agrícola, para que no se las tasaran como tierras de interés turístico o comercial para efectos tributarios. La Municipalidad, de hecho, también vivió un mes –abril- de imprevista emergencia. Los detalles en https://www.perezzeledon.net/12320/municipalidad-saturada-por-avalancha-de-agricultores/

Y ya se ha dicho que el Ayuntamiento –el Concejo y la Administración- ha sido deficitario en las obligaciones y, por extensión, en las posibilidades que le confiere el régimen jurídico, de procurar el bienestar de los administrados. Un vistazo general en: https://www.perezzeledon.net/16061/un-ano-de-tragicomedia-municipal-en-perez-zeledon/

Un futuro de oportunidades

La lucha contra el dengue deberá seguir.

La lucha contra el dengue deberá seguir.

Pero, conforme lo plantean las teorías positivistas y lo sintetiza la sabiduría oriental, a la crisis hay que verla como una oportunidad. No parece fácil volver al curso de la prosperidad que, por inercia, se comenzó a perder en Pérez Zeledón desde la década de 1970 y se incrementó, hasta niveles nunca imaginados, con el inicio del presente siglo.

Las instituciones públicas pueden abrazarse con las organizaciones de ciudadanos y emprender proyectos, grandes y pequeños, que contribuyan con las aspiraciones de la mayoría y generen el bienestar que añoran los generaleños que salieron a buscar mejores horizontes económicos y que día a día expresan por los ágiles canales de comunicación de hoy –se encuentren donde se encuentren- sus añoranzas y su deseo manifiesto de regresar a su bien amado “Pérez”. Hay material humano, hay abundante  prima y hoy se inicia otro período convencional para definir y alcanzar metas.


1 enero, 2014

Anúnciate Gratis