Advertencia a domicilio por separación de desechos

Funcionarias municipales

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

F
uncionarias de la Municipalidad de Pérez Zeledón emprendieron una última labor de instrucción y advertencia, en una sacrificada visita casa por casa y negocio por negocio, acerca de la obligación que tienen los generaleños de separar adecuadamente los deshechos sólidos.

El desacato a las disposiciones municipales relacionadas con la separación de los desechos permite aplicar sanciones que pueden llegar hasta los 90 mil colones, afirma la alcaldesa Vera Corrales.

La Municipalidad ha recurrido a los más diversos instrumentos de comunicación, para instruir a los habitantes sobre la separación de la basura, en parte para aprovechar los desechos reciclables y, en parte, para disminuir el volumen de la basura que está siendo enviada hasta Miramar de Montes de Oro.

La utilización de medios de comunicación, perifoneo, panfletos, conferencias de prensa y charlas en comunidades, parece haber tocado a las personas apenas a medias. Todavía se están enviado grandes cantidades de plásticos, cartón y metales a la lejana planta industrial de Miramar, circunstancia que lleva a la Municipalidad a aplicar medidas más drásticas.

Hacen un recorrido casa por casa y negocio por negocio.

Hacen un recorrido casa por casa y negocio por negocio.

La Municipalidad se ha visto en apuros con el problema que deviene de la disposición de la basura desde hace ya muchos años, y a lo poco que había avanzado en la búsqueda de soluciones, se sumó el cierre del vertedero de Lomas de Cocorí.

La entidad adquirió una finca de 30 hectáreas en 2004, entre los caseríos de La Ceniza y La Angostura, para utilizarla como relleno sanitario; pero ha encontrado toda suerte de dificultades para hacerlo, por la oposición, a discreción, de ciertos dirigentes,  a los acuerdos del Concejo y las iniciativas de la Alcaldía.

Tampoco ha habido una decisión, en el Concejo ni en la Administración, de ceder en concesión la industrialización de la basura, a alguna de las tantas empresas que se han ofrecido para hacerlo.

La posibilidad de establecer sanciones contra los administrados que incumplan la obligación de separar los desechos biodegradables de los sólidos y reutilizables vendría acompañada con un cambio en el procedimiento de cálculo por la recolección de basura.

En la actualidad, las tarifas por recolección de basura se establecen por metro lineal de frente de la casa o edificio que la produce, una contradicción para los que viven en un lote grande con una familia pequeña.

Se están realizando cálculos para definir nuevas tarifas de acuerdo con el peso de la basura que produce cada casa o establecimiento, con lo cual se estaría presionando para que los residentes en lotes grandes entierren la basura y se hagan –dicho sea de paso- de suelos fértiles, despacio si es al natural, o a corto plazo si le dan tratamiento.


19 agosto, 2013

Anúnciate Gratis