En Zapotal sacan pecho con resolución de SETENA

Vecinos de Fátima y Zapotal de San Pedro.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Vecinos de Fátima y Zapotal, del distrito San Pedro, acudieron a la Municipalidad de Pérez Zeledón a comunicar su complacencia por una resolución adoptada por la Secretaría Técnica Ambiental (SETENA) que da viabilidad al proyecto hidroeléctrico de San Rafael de San Pedro.

Elías cordero, vocero del grupo, manifestó que los vecinos de ambas comunidades se tienten avergonzados por los acontecimientos del pasado mes de julio (en que se produjo un desorden originado en la negativa del Concejo a atender al grupo que adversa el desarrollo del proyecto hidroeléctrico) y, en su lugar, dio disculpas por haberles (los otros) faltado al respeto de los regidores.

Unos 70 vecinos de Fátima y Zapotal de San Pedro acudieron a la sesión del Concejo.

Unos 70 vecinos de Fátima y Zapotal de San Pedro acudieron a la sesión del Concejo.

Cordero, así como el empresario Néstor Quirós, desmintieron la versión de los oponentes al PH de San Rafael, en el sentido de que Zapotal es un pueblo fantasma, así como el criterio de que la “falla de Zapotal”, un deslizamiento de tierra de dos kilómetros de largo por doscientos metros de ancho, constituya un peligro para los habitantes de la cuenca del San Rafael.

No es cierto que sea un pueblo fantasma: hay cincuenta familias favorecidas con bonos de vivienda, con casas dignas, que viven de la producción de café, mandarina y naranja o trabajan en la Piñera, dijo Cordero.

En Zapotal tienen una escuela con tecnología de punta, lograda con el apoyo de la Fundación Omar Dengo; tienen una de las mejores casas de salud del distrito San Pedro y una iglesia cristiana evangélica de las más grandes del cantón. Zapotal es un pueblo que ha decidido desarrollarse, sentenció Cordero.

Presencia "mágica" de algunos representantes del grupo que se opone al proyecto hidroeléctrico, durante la sesión de anoche.

Presencia “mágica” de algunos representantes del grupo que se opone al proyecto hidroeléctrico, durante la sesión de anoche.

El grupo (de unas setenta personas) que se presentó anoche, primero de noviembre de 2016, es el que apoya la instalación de una planta hidroeléctrica alimentada por aguas del río San Rafael. Defienden que el proyecto –cuyas tuberías llevarán aguas a las turbinas, por entre fincas- no causará mayores inconvenientes ambientales. Tampoco ven peligro en el deslizamiento. En su lugar, esperan desarrollo; puestos de trabajo. “Es mejor estar recibiendo un sueldo que estar en la casa sin qué comer”, dijo Cordero.

Con el visto bueno a la viabilidad ambiental otorgado por SETENA, las aguas prometen agitarse de nuevo, en Pérez Zeledón. También hay un grupo significativo de vecinos de estas comunidades, respaldado por organizaciones ambientalistas, que se oponen radicalmente al proyecto.

En julio, la Municipalidad adoptó una actitud de apoyo a los que adversan el PH de San Rafael.

En julio, la Municipalidad adoptó una actitud de apoyo a los que adversan el PH de San Rafael.

Los opositores han sido los más visibles en el proceso. Han realizado diversas manifestaciones públicas y presionado a la Municipalidad (presente y anterior), para que se oponga a los proyectos hidroeléctricos, a los cuales consideran innecesarios y perniciosos.

Tras los hostiles momentos que se vivieron en el auditorio donde sesiona el Concejo, el cinco de julio último, los regidores abortaron un acuerdo que favorecía la instalación de una planta hidroeléctrica en San Rafael y, en su lugar, decidieron  acuerpar a los vecinos en su lucha contra la instalación de una planta hidroeléctrica en el sector de Zapotal de San Pedro. También decidieron solicitar a la Defensoría de los Habitantes y a la Secretaría Técnica Ambiental (Setena) que les sirvan como garantes en los procesos técnicos y legales que se llegaran a dar.


2 Noviembre, 2016

Anúnciate Gratis