¿Ya fue al Registro Civil por sus fotos “retro”?

Fotos cédula de identidad.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Aunque no todos los costarricenses están convencidos de que las fotos de sus cédulas son dignas de una galería de arte, sí deben reconocer que son documentos que causan una inmediata reacción sentimental y desatan una secuencia de nostálgicos recuerdos.

Conseguir una fotografía de la cédula con que fue a votar por primera vez, la que le permitió asistir al cine en sus tandas nocturnas y quedarse en el baile hasta avanzada la noche… la de las orejitas grandes, el cuello torcido, el pelo rebelde o una mueca inoportuna…

¿Cómo eran su papá, su mamá, sus abuelitos, sus tíos? Este es el caso de Félix Monge Fallas, miembro de una familia de inmigrantes que arribó a El General en 1927.

¿Cómo eran su papá, su mamá, sus abuelitos, sus tíos? Este es el caso de Félix Monge Fallas, miembro de una familia de inmigrantes que arribó a El General en 1927.

La oportunidad de incorporar al álbum personal esas fotografías que lo convirtieron en ciudadano costarricense, con todos sus derechos y obligaciones, ahora es posible, gracias a disposición que puso en vigencia el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) la semana pasada.

Un comunicado de prensa publicado en la página de Facebook del TSE, el primero de diciembre de 2016, dice específicamente que: Los costarricenses que cumplieron la mayoría de edad antes del 26 de agosto de 1998 y quieren el recuerdo de las fotografías de sus cédulas de identidad -en el formato previo a esa fecha- pueden pedir los negativos al Tribunal Supremo de Elecciones.

El único requisito –agrega el comunicado-  es hacer la solicitud a la Oficialía Mayor Electoral, ubicada en el segundo piso de la sede central del TSE, o acudir a cualquiera de las 32 oficinas regionales que tiene el Tribunal en todo el país. Los negativos se entregarán solo a sus dueños, cerca de una semana después.

Puede retirar los negativos en el TSE o en cualquiera de sus 32 oficinas regionales.

Puede retirar los negativos en el TSE o en cualquiera de sus 32 oficinas regionales.

En este caso, la solicitud debe ser personal; pero, desde hace algunos años, el TSE viene entregando los negativos de las fotografías de familiares fallecidos: padres, abuelos, hermanos, hijos, nietos y cónyuges.

Para muchos, es difícil imaginar cómo lucían sus papás, abuelos y tíos, cuando apenas eran unos jovencitos, tal vez recién casados, a mediados del siglo pasado, o durante las décadas inmediatamente posteriores.

No hay que pagar, por los negativos o las fotos digitales, aunque, si se trata de imágenes digitales, es preciso llevar un CD para que se las agreguen. Eso sí, si las fotos son personales, las solicitudes deben ser personales; y si se tratan de un pariente, el solicitante deberá  consignar su nombre completo y número de cédula y su parentesco con el fallecido.

El interesado también puede consultar la existencia de los negativos de las cédulas en las líneas telefónicas: 2287-5551 y 2287-5583.

 

Créditos: La imagen principal es de La Nación; la del edificio del TSE es de SkyscraperCity.com


5 diciembre, 2016

Anúnciate Gratis